Estilos de Vida, Rutas Gastronómicas

Bar Campari

Por Noemi A. Marrero D.

Milán, conocida como la capital económica, de la moda, del design y por ser la sede de la bolsa de valores de Italia; donde todo el mundo se mueve velozmente, como si no hubiera tiempo que perder, la que observada desde fuera da la impresión que sus ciudadanos no le dedican tiempo a nada mas que no sea trabajo. La realidad es que el milanés sabe balancear lo que es el trabajo y el ocio, y siempre saca espacio una o varias veces a la semana, para reunirse con amigos después de agotada la jornada laboral.  Antes de volver a casa, estos se detienen en un bar, donde por lo general la música es bien baja o inexistente, donde prevalece el rumor de la gente que se pone al día mientras toman un trago acompañado de unas picaderas, o como propiamente lo llaman por aquí  el aperitivo.

El aperitivo a la milanesa es toda una institución, todos, absolutamente todos los bares de la ciudad lo proponen con alguna que otra variante, desde las 6 de la tarde hasta las 9 de la noche aproximadamente. El aperitivo como su definición lo indica, se toma antes de la comida principal o cena ( este también se puede hacer antes del almuerzo), sirve para abrir el apetito, pero entre todas las variantes que ofrecen los bares, encontraras aquellos tipos bufet, con los que prácticamente cenas.

Testigo histórico de la pausa al frenesí milanés, es el bar Campari (o Camparino como muchos milaneses lo llaman). Este bar que desde 1915 se encuentra en la galería Vittorio Emmanuelle, parece suspendido en el tiempo, con su diseño, servicio y cocteles casi invariable, ha visto Milán cambiar cara a través de los años hasta convertirse en la ciudad cosmopolita que es hoy.

El origen del que en principio se llamaba Café Campari, se remonta al 1860, donde su fundador Gaspare Campari, creo un aperitivo (licor, bíter) muy particular con 60 ingredientes, el cual venia ofrecido a sus clientes. Posteriormente este licor que nació artesanal, fue industrializado, conservando su receta original que hasta el día de hoy pocos conocen.

Los tragos al bar Campari o Camparino de Milano, se pueden tomar sentados, pero la forma tradicional de este ritual centerario es en pie, hablando con los amigos o si estas solo ver la gente entrar o salir, o tener un interesante conversación con el barista mientras te prepara uno de los tantos cocteles originales que este bar ofrece.

Hay una gran variedad de cocteles eleaborados a base de Campari, y como no me decidía cual receta dejarles, opte por dos de mis preferidos el Spritz y el Negroni.

Campari Spritz

– 2 partes (11⁄2 oz, 4cl) de Campari

– 1 parte (splash, 2cl) de Soda amarga

– 3 partes (2 oz, 6cl) de Cinzano Prosecco

Preparación

1) Verter todos los ingredientes directamente en un vaso de vino

2) Decorar con una rodaja de naranja

Negroni

– Hielo

– 30ml de Ginebra.

– 30ml de Vermouth dulce

– 30ml de Campari

– Soda (opcional)

– 1 rodaja de naranja

Preparación

  • Verter el hielo, la Ginebra, el Vermouth y el Campari en el vaso, y remover con una varilla.
  • Colar en la copa de cocktail o en vaso alto si se le añade soda.

Decorar con una rodaja de naranja.

 

Anuncios
Moda

Moda Vintage: Nostálgica, Sostenible, Chic

Por Noemi A. Marrero D.

A todos nos ha sucedido que de repente sentimos una profunda necesidad de volver a algún momento feliz del pasado, pasar por una vieja calle, escuchar aquella canción que sin saber porque nos despierta emociones. Todos, alguna vez hemos experimentado una especie de pesar o angustia provocada al recordar algún momento en el que nos sentimos felices pero que ya no esta.

La palabra nostalgia (del griego clásico nóstos regreso al hogar y álgos dolor) viene descrita como un sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado. “El hombre no está satisfecho de ser hombre, pero no sabe hacia qué regresar, ni cómo volver a un estado del que ha perdido todo recuerdo claro”.

La Nostalgia, es la que hace que muchas veces nos desconectemos del presente para viajar momentáneamente al pasado a través de los recuerdos. Es la que hace que muchos aprovechen esa sensación que todos sentimos o sentiremos alguna vez en la vida, para atraparnos y hacer que consumamos algún “revival” o reposición de algún objeto que en su momento fue de culto.

En la época del fast food, fast fashion, fast music, del todo rápido, muchos añoran el sentido de la estética, el buen gusto, la calidad y porque no el amor que se le impregnaba en la elaboración de las cosas en el pasado.

El floreciente bienestar económico de épocas antiguas, trajo consigo el desarrollo cultural, el gusto por los objetos bellos y de buena calidad, objetos que las nuevas poblaciones se podían permitir. Para satisfacer esa creciente y exigente demanda, surgieron artesanos de todo tipo, que elaboraban productos con excelentes materiales y terminaciones. Con el paso del tiempo surgirían diseñadores y estilistas que continuarían a trabajar de la mano de los artesanos, dejando a su paso un archivo histórico de objetos preciados, que posteriormente se convertirían en objetos de culto.

Hoy en día, los objetos que han marcado un punto en la historia del diseño, por su valor estético, atención al detalle, particularidad, calidad, originalidad, que fueron elaboradas hace 20 años o mas, específicamente entre el 1900 y 1990, vienen consideradas vintage.

La palabra vintage proviene del francés vendege (vendemia), que se usaba para referirse a vinos de alto prestigio y con cierta antigüedad; se traslada a otros objetos en el mundo de la moda, la automovilística, muebles, música etc. Siempre y cuando cumplan con los requisitos que la palabra conlleva.

Entorno al vintage se mueven muchas realidades de emprendimiento en todo el mundo, como mercaditos, tiendas físicas y en línea, fiestas de intercambio de productos, exhibiciones, y poco a poco la comunidad ávida de estos artículos ha ido creciendo. Todo el interés que se ha ido generando alrededor de estos objetos, es debido a la falta de originalidad de muchas casas de diseño de muebles, moda, industria discográficas etc.   Porque son ecológicas,  y a la nostalgia.

Comprar un objeto vintage es una experiencia desde el momento que entras a una tienda especializada o visitas algún mercadito, tu mente se activa y vuela para sumergirte en un viaje al pasado, te enciende las emociones al encontrar piezas únicas y de belleza sin tiempo; con ellas le agregaras este toque de originalidad a tu atuendo o  a tu casa; estarás dejando de comprar algo nuevo, pero de calidad inferior que lo mas seguro terminara en la basura en poco tiempo, en cambio le estarás dando una nueva vida a una pieza antigua, pero de mejor calidad;  contribuyendo al mismo tiempo en ayudar  al  medio ambiente.

Todo fluye, se transforma, nada permanece estático, decía el filosofo griego Heráclito, así las modas, los diseños, los gustos; pero hay ciertas cosas que logran permanecer y trascender la barrera del tiempo, las cosas a las que sus creadores le otorgaron alma, aquellas que fueron y continúan a ser únicas, las que cuesta deshacerse de ellas y se revenden cual pieza de arte, las que inspiran a los creativos actuales, las que no agredían   salvajemente el ambiente ya que tenían una excelente calidad, no se elaboraban masivamente y  no terminaban a breve como desecho; las que vuelven a nuestro tiempo a echarle una mano al planeta.

i.jpeg

30c67f5a751fa674ab12bea61c41a31cc75.jpg

40a.jpg

50 s.jpg

60s hqdefault.jpg

70 802a958c663050ff1604dce1f77bde1f.jpg

 

80s.jpeg

 

shoulderpads450

versace-feature-image-kate-moss-1994-e1516229179349.jpg

 

 

 

 

Moda

Punto Focal en el Vestuario: En verano, deja que el protagonista sea el Turbante

Por Noemi A. Marrero D.

Cuando llega el verano, una pieza esencial para llevar en ciudad y que absolutamente no podemos dejar si nos vamos de vacaciones a la playa, es el Turbante.

Nos remontan a culturas lejanas, llevan impregnados los olores, colores del oriente y del Africa, cuentan varias historias, como aquellas de las castas de los pueblos Arabes en donde sus hombres a través de su uso indicaban su rango en la sociedad. Hablan de los pueblos beduinos, cuya casa  es el inmenso desierto en donde siempre castiga el sol; de las tribus africanas en donde las mujeres con el uso de sus vistosos gele (turbantes), indican que están por asistir a un evento especial; de grupos de la india que los usan para indicar la posición social que ocupan, según la forma del turbante que utilicen, o el respeto a la religión que profesan ( el caso de los Sij); y mas recientemente, la rama de creyentes “Bobo Shanti” ( fundada en los años 50 en Jamaica), del movimiento rastafari.

Se sabe que el origen del turbante es milenario, pero los primeros documentos en donde se habla del mismo, datan del siglo XIV, durante la invasión árabe en España.

Los turbantes “contaminaron” el occidente y llegaron al armario femenino en la segunda mitad del siglo XVII, alcanzando su ápice en los años 20 y 30, en donde fueron grandemente adoptados por las mujeres de la alta sociedad y las actrices de cine. Greta Garbo, en una escena del film de los años 30 “Un velo pintado” dijo:

” Es una tela frágil que cubre la verdad de la vida”

Este es un accesorio exótico y de indiscutible elegancia, el mismo viene propuesto de manera repetitiva en varias pasarelas, en diferentes formas, telas y tonalidades. Los puedes encontrar con diseños particulares y tejidos de optima calidad de antaño,  en el armario de tu mama o abuela, o en algún negocio de segunda mano o vintage. En occidente es utilizado por una pequeña minoría, sobre todo aquella poseedora de una fuerte personalidad y gran sentido de la estética. Puede ser utilizado para andar al mar, de forma casual mezclándolo con elementos modernos, para una gran gala con telas mas llamativas, en fin es un accesorio que nació para ser protagonista, ayudando a quien lo usa a no pasar desapercibido.

images-1.jpeg 

11407153_420513211406591_1305252561139731387_n 33113Hair9444Web

551000_3098792369365_1472238454_nScarf-Hair14Scarf-Hair11
10620576_10152673342207460_7656063158204804589_n Scarf-Hair3

eva-mendes-turbante-e1373294113944 Scarf-Hair5

Fuente de imágenes: Gala Magazine, black girls killing it, refinery29, byrdie, drop dead gorgeous daily, the beauty model, princesse foulard, karen walker, pinterest, Thesartorealist

Estilos de Vida, Viajes

Hyggelig: La felicidad según los Daneses

AdobeStock_122699418.jpeg

Por Noemi A. Marrero D.

Imagina que puedas salir de tu casa olvidando poner las cerraduras y no tengas que devolverte preocupado de que alguien entre a robar; que caminando por las calles encuentres un lindo negocio de frutas o flores, en donde los productos son dejados allí, solamente con los precios y una canasta para que deposites el monto de tu compra y que cuando al final de el día el dueño de este negocio llegue a recoger sus ganancias, las mismas cuadren y no falte nada.

 Imagina, vivir en un estado en donde te sientas reconocido, protegido, seguro, en el que realmente cuentes, en donde el sentido de la colectividad es tan fuerte y arraigado que las personas no tratan de engañar al otro, porque su base fundamental es la honestidad, en donde no existe la corrupción.

De seguro tu latinoamericano, o hispanohablante que me lees, no te sientes identificado en nada de esto, de hecho mientras leías, a lo mejor pensabas que estaba hablando de algún libro o película de ciencia ficción; no, no es ficción, este lugar existe y se llama Dinamarca, nación a la que Las Naciones Unidas, declaro la mas feliz del mundo.

¿El mas feliz del mundo? Se la pasaran de fiesta en fiesta, es porque son ricos, pensaras. Te recomiendo que te salgas de tu caja y pienses antes que todo en la relatividad del concepto, pero sobre todo que aunque relativo, existen parámetros para medir dicho estado.

Los Daneses no tienen una música de fiestas, no se van de rumba, se consideran bien calmados, incluso aburridos, de hecho hacen mucha vida social pero dentro de casa, con familiares y amigos, en donde hablan y comparten. Estos tienen un sentido de camaradería muy desarrollado, se preocupan realmente por el otro, esto les brinda un sentimiento de confort, de tranquilidad mental, de “ Hygge” ( que se pronuncia Hu-ga), que no es mas la sensación de bienestar, plenitud, comodidad que se le atribuye a los Daneses, y que forma parte de la filosofía de vida de los mismos.

 El concepto “Hyggelig” proviene de una palabra Noruega que significa bienestar, y que apareció en la escritura Danesa en el siglo XVIII, siendo acogida por  estos desde entonces. “Hyggelig” se refiere a sentimiento, un estado, atmosfera, al espíritu. Contiene algo de  placentero, relajado, seguro, confortable.

¿Han escuchado la frase que todo pueblo tiene el gobierno que se merece?

El estado de bienestar que se respira en este país, viene sobre todo por la cultura y la forma de ser de los Daneses, que han producido un sistema en donde no existe la corrupción, en donde hay un fuerte sentido de pertenencia, donde los ciudadanos cuentan y se sienten protegido socialmente, donde tienen salud garantizada, tienen libertad y fuerte influencia en la política, donde los factores sociales y culturales benefician al individuo y a la colectividad. La corrupción es inexistente en Dinamarca, porque el Danés piensa colectivamente, piensa sinceramente en el bien común, es honesto, y dicha honestidad se refleja en todas las esferas de lo alto a lo bajo y viceversa.

Todo ello contribuye a que los ciudadanos no se sientan frustrados, o desconfiados, lo que se refleja en la paz interna de estos, se ve el modo relajado de vestir, en la forma acogedora de decorar las casas, en la manera que se comportan con el prójimo; en como se consienten a si mismos, en donde no se castigan o niegan nada, no exageran en la alimentación o la bebida, pero tampoco hacen dietas extremas.

El Hyggeling, o felicidad danesa viene de las simples cosas, en el pasar un tiempo con amigos o familiares porque saben que es bueno para el alma, en tener la conciencia tranquila porque en su naturaleza no existe el engañar al prójimo, en sentirse tranquilos porque el estado es un reflejo fiel de esta filosofía. Es saber que para ellos la felicidad profunda no proviene de las cosas mas de momentos, vivencias, acciones coherentes, es mas parecida a la palabra satisfacción.

 

Rutas Gastronómicas

Cocteles: Baileys con Chocolate

¡Oh! el chocolate, llega desde America para el  mundo con amor (literalmente), ya que consumir una barrita nos puede dar la sensación de felicidad, aquella parecida a cuando estamos enamorados, este ayuda al cerebro a producir endorfinas que dan la sensación de bienestar al cuerpo. Contiene antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres  del organismo y con esto evitar enfermedades, es rico en magnesio, ayuda a combatir la depresión, pero ojo, tenemos que observar la cantidad de cacao empleado en la elaboración del mismo, ya que muchas marcas contienen grandes cantidades de azucares, mantequilla, entre otros ingredientes, que podrían ser mas perjudiciales que beneficiosos, lo recomendable seria, que las barra o porción de chocolate que se vaya a consumir contenga al menos un 70% de cacao.

Seguramente habrán probado alguna vez en la vida algún postre elaborado con chocolate como ingrediente principal, ¿pero sabían que existían cocteles a base de este?

A continuación les propongo un coctel  con chocolate y  Baileys, siendo este ultimo, proveniente de Dublin, Irlanda, a base de Wiskey y crema de leche

¡Salud y moderación!

Baileys con chocolate

Ingredientes
Un vaso ancho y bajo
Cubitos de hielo
50 mililitros de Baileys
Licor de chocolate (al gusto)

Preparación
1. Vierte en el vaso los cubitos de hielo que quieras.
2. Añade el Baileys.
3. Incorpora el licor de chocolate al gusto.
4. Remueve y disfruta de tu cóctel.

El Tino.jpg

 

 

 

De Bohemios y otros inconformes

El arte de ser Feliz

xtratamiento-psicologico-para-adultos-centro-psicologia-ipsi-1.png.pagespeed.ic.ujHO1d0jTf

Por Noemi A. Marrero D.

Mientras iba en el tren, tenia mucha prisa en llegar, porque estaba convencida que a donde me dirigía me esperaba la felicidad; estaba tan emocionada, que me perdí por completo el paisaje del camino, y ni cuenta me di del muchacho que estaba casi en frente de mi, el cual se quedo observándome con curiosidad e interés durante todo el trayecto, esperando que en algún momento yo alzara la mirada y lo notara, me conto después la amiga que me acompañaba. Recuerdo que lo note por primera vez, por todo el ruido y movimiento que hizo al recoger sus maletas, cuando este estaba a punto de llegar a su destinación. En ese momento me lanzo una mirada de esas que se te quedan impregnadas y sacuden (saben de aquellas que lo dicen todo), me saludo, nos presentamos, pero con su introducción sin palabras ya había captado mi intereses; antes que pudiéramos entablar una conversación, se tuvo que despedir porque ya había llegado y se tenia que bajar, no intercambiamos teléfonos, nadie se atrevió a pedirlo, todo paso muy rápido, nunca lo volví a ver, lo tuve a mi lado durante un largo camino, por varias horas, pero yo no estaba presente ¿Quien sabe que hubiera pasado sino hubiera estado tan concentrada en llegar? Nunca lo sabré.

¿Qué es, o a que se parece la felicidad? Nos preguntamos todos, alguna vez en la vida.

Cada quien tiene una definición muy personal de lo que es, muchos están convencidos de saber lo que se necesita para serlo, otros tienen la certeza de saber lo que es, pero en muchas ocasiones son modelos dictados por alguien mas, o lo que es peor modelos falsos que nos venden las agencias publicitarias.

La felicidad es un concepto subjetivo, relativo, yo diría elástico, porque se adapta a cada individuo, ósea este concepto se ajusta a las necesidades particulares, la personalidad, sueños, metas, de cada individuo, porque lo que hace un hombre feliz, probablemente no funcione para otro.

A pesar de lo subjetivo y relativo del termino, existen parámetros que nos ayudan a identificar si lo somos o no.

¿ Esta viene por la cantidad de bienes y cosas que acumulamos? ¿ Seremos felices cuando encontremos el amor de nuestra vida? ¿La religión es la respuesta porque me liberara de mis miedos y por ende me hará feliz?

Cuando sea rico seré feliz…

Los bienes materiales otorgan tranquilidad y felicidad hasta un limite, cuando gracias a estos podemos cubrir las necesidades básicas como salud, educación, alimentación, vestimenta, entretenimiento. Estudios demuestran que hay un monto especifico que nos otorga la tranquilidad necesaria y por ende aporta a nuestra felicidad, una vez ultrapasado dicho monto, esto no influye en aumentarla.

Los países mas felices del mundo son los mas ricos, pero la riqueza per se no es lo que les ha permitido alcanzar ese estado felicidad colectiva. Como mencione mas arriba el bienestar económico ayuda, ya que garantiza cubrir las necesidades naturales básicas del individuo, una vez cubiertas, acumulaciones sucesivas no influyen en aumentar nuestra felicidad. Lo que hace que las personas en países como Dinamarca, Noruega, Filandia, se sientan mas felices que el resto del mundo, es que allí se piensa en el bien común, poseen un fuerte sentido de comunidad, todo el mundo se siente rico aunque no posea la misma cantidad de bienes que el vecino o amigo, porque tienen un fuerte estado social que garantiza las necesidades y deseos básicos naturales del individuo, porque en estos países le dan importancia a valores como la honestidad, confianza en los demás, preocupación sincera y desinteresada por el prójimo, tienen voz activa en las decisiones políticas, ósea que cuentan realmente.

Cuando me enamore seré feliz…

El mundo vive en constante cambio y evolución, por ello no podemos pretender que todo se paralice para que podamos seguir disfrutando de un estado placentero o de felicidad proveniente del externo, que estemos viviendo en determinado momento. Nada permanece estático, no puedes hacer responsable de tu felicidad a alguien mas, aunque en ese alguien hayas encontrado el gran amor.

Si me consagro a la iglesia en cuerpo y alma, encontrare la paz y con esta la felicidad…

El miedo, la fuerza invisible capaz de paralizar a los hombres, esa arma poderosa que muchos utilizan en contra de nosotros, ha sido el responsable de nuestra constante búsqueda de como combatirlo. El, es el causante de gran parte de nuestros momentos de infelicidad, por el dejamos de hacer cosas, y por el creamos el arte, para confortar nuestra alma, y la religión, para que esta nos ayudara a enfrentarlo, pero resulta que esta ultima se nos escapo de las manos, y muchas veces contribuye a fomentarlo y aumentarlo, ya varias religiones utilizan precisamente el miedo para ejercer el poder entre sus feligreses.

Según el filosofo griego Epicuro, existen dos clases de deseos: los naturales necesarios, relacionados con la supervivencia; y los no naturales no necesarios, que provienen de la cultura, política, y vida social. La satisfacción de los deseos es lo que produciría placer, el cual a su vez, para los epicúreos es lo que conduce a la felicidad, sin embargo, existen placeres que conducen a un dolor mayor que el placer inicial, estos placeres producen intranquilidad y deben ser evitados por la razón, ya que alejan de la “ataraxia” (ausencia de turbación). La filosofía es una vía hacia la ataraxia, ya que esta es considerada también: «la tranquilidad espiritual propia del sabio que distingue los deseos naturales de los que no lo son y es capaz de alejarse de aquello que es vano»

¿Y si me cambio el chip, me salgo de los modelos y parámetros de felicidad que no me van, no se ajustan a mi y diseño los míos propios?

Para ello, tenemos sobretodo que conocernos a nosotros mismos, estar sumamente conscientes de quienes somos, para a partir de ahi poder identificar que nos gusta, determinar cuales son nuestros valores y nuestros objetivos en la vida, lo que nos mueve, lo que nos entusiasma, que nos da paz, aprender a alejar el miedo, alejar las cosas que no nos aportan o proporcionan intranquilidad, estar conscientes de las cosas.

Saber, además, que el dolor y el sufrimiento es inevitable, y que tratar de evitarlos cancelándolos con placeres momentáneos que a la larga pueden resultar peores, puede aumentar nuestra sensación de dolor, lo mejor es cultivar el interior y la búsqueda de sensaciones de paz duraderas.

Psicólogos, filósofos, incluso economistas, se han dedicado a buscarle el significado a la felicidad, siendo los filósofos los que han dado respuestas mas puntuales, respuestas para el espíritu. Muchos de los filósofos coinciden que la principal fuente de felicidad hay que buscarla en nosotros mismos, en nuestro interior, de allí se desprende la invitación a buscar una vida en la que necesitemos menos de las cosas externas.

Nos invitan a pensar mas en lo que tenemos y menos en lo que nos falta. Nos dicen que la felicidad no consiste en momentos placenteros que suelen durar poco, sino que es un estado del Ser, una sensación de plenitud de paz interior y plenitud que no necesita de lo externo para ser experimentada.

Es estar consciente de tu yo presente, disfrutar del viaje, observar el paisaje, todo a tu alrededor, sin preocuparte mucho por lo que te espera en el destino, ya que este es incierto.