Psicosis (Psycho1960)

Psycho” (1960)

    Estrenada en el 1960, psicosis se convirtió en un clásico del cine del terror y suspenso, con el guion de Josep Stefano, dirigida por Alfred Hitchcock y basada en la novela de Robert Bloch, inspirada por los crímenes del asesino en serie de Wisconsin Ed Gein.

Se podría decir que esta película se divide en dos partes; la primera, trata de una honesta secretaria Marion Crane (Janet Leigh), que después de varios años como empleada  en una oficina de notario, se gana la confianza absoluta del propietario de esta, a tal punto de asignarle el deposito de importantes sumas de dinero; un día, Marion cede a la tentación y en vez de hacer el debido deposito bancario, se apodera de una gran suma, de uno de los clientes de la oficina donde trabaja, y decide escapar con la idea de hacerse una nueva vida, una nueva identidad; durante dicha fuga se encuentra con la necesidad de desviar el camino por culpa de la noche y una fuerte lluvia; desvío que la lleva a un pequeño hotel de propiedad del desequilibrado y  tímido Norman Bates (Anthony Perkins) en el medio de la nada; dicho encuentro le da inicio a la segunda fase de la película, en donde esta da un giro total.

Hitchock  aquí trata la ambigüedad de una manera magistral, los dos yo que tenemos conscientemente, es decir la lucha entre tomar la decisión justa o no en determinadas circunstancias de la vida y aquella inconsciente que viene ocasionada por la psicosis, trastorno bipolar o doble personalidad, tema poco tocado en los años 60 por lo que se podría considerar  bastante novedoso para la  época y al mismo tiempo trata la fatalidad que puede traer consigo la casualidad. La interpretación de Perkins en esta película, es considerada una de las mejores interpretaciones de la historia del cine; esta película, sin necesidad de los efectos especiales actuales, logra meter al espectador en un estado de ansia y de angustia tal, que por momentos los lleva a creer que se encuentran dentro de la historia,  reacción que pocos directores (según mi punto de vista) provocan. Aquí Hitchock rompió sus propios esquemas en la elección de la protagonista femenina, ya que no se trata de una clásica belleza rubia, mas bien de una de normal aspecto y cabellos castaños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s