NO: Una historia de compromiso social y creatividad…

NO

El director de Tony Manero, el chileno Pablo Larrain, nos vuelve a proponer un película con gran trasfondo histórico  NO, al igual que Tony Manero, se desarrolla durante el periodo de la dictadura de Augusto Pinochet; trata del referéndum que en 1988 dicho general se vio obligado a convocar, debido a la gran presión internacional; en el mismo, se les pedía a los chilenos de votar SI, en caso de estar de acuerdo con el régimen de Pinochet o NO en caso contrario.

No, lleva al espectador directamente al ambiente y el ánimo imperante en Chile, durante la dictadura militar, enfocándose principalmente en la campaña publicitaria a favor del NO, promovida por una concentración de partidos por la democracia, al cual llamaron Partido Arcoíris.

256114_1357832129_no_pelicula
Dicho partido encontrándose de frente a la gran máquina de poder, detrás del régimen del general, saben de antemano, que tienen un ardua y difícil tarea a la hora de querer convencer a la población de votar en contra del poder establecido; así que para desarrollar una campaña publicitaria que los ayude en sus propósitos contratan a René Saavedra, un joven y atrevido ejecutivo publicitario, interpretado por un extraordinario Gabriel García Bernal. Saavedra cuenta con una buena posición en la agencia publicitaria donde trabaja, una situación económica privilegiada, es padre soltero e hijo de un exiliado político.

                                                                                   images (1)
Este publicista acepta hacerse cargo de la campaña a favor del NO, a sabiendas de que era una tarea arriesgada por el clima de opresión imperante y difícil, porque debía a través de la publicidad, tratar de convencer a las personas que vivían inmersas en el miedo, y a las que el status quo que las había convencido que todo cuanto vivían era conforme a la normalidad y que era lo mejor que les podía pasar. Ninguno de estos motivos lo frena, va hacia delante, se hace cargo de la campaña con convicción, compromiso social con toda la imaginación y creatividad de un artista de la publicidad.

El director logra envolver al espectador en la tensión que reinaba en la época a través de una serie de imágenes multimedios reales y ficticias. Además, nos lleva a conocer un pedazo importante de la historia contemporánea latinoamericana con esta óptima narración cinematográfica.

Hay que verla, absolutamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s