El Factor Confort-Chic

  En repetidas ocasiones he escuchado a algún consejero de moda (experto o improvisado) decir que para verse elegante o chic se necesita sufrir un poco, ya que para ello hay que recurrir a los vertiginosos e incómodos tacones. Aclaro que no tengo nada en contra de estos y no estoy iniciando una especie de manifiesto liberatorio feminista ( ya que los encuentro bonitos y los uso cuando es necesario), lo que sí quiero es desmontar esta teoría que nos invita a sufrir sin darnos otra alternativa.

Cuando vives en una ciudad en donde es más fácil recorrerla en transporte público o a pie como Milán, en donde el centro histórico esta lleno de adoquines incómodos que ponen en peligro la vida útil de tus zapatos de tacón, es factible buscar otras alternativas.  Soy de la idea que hay que tratar de alcanzar un estilo que sea un reflejo de la propia personalidad, liberarse de las cadenas que imponen las tendencias y tomarlas tan solo como una guía para refrescar nuestro estilo sin llevarlas tal cual como nos las presentan.

Las famosas reglas o códigos de vestimenta hoy en día se han ido desmontando una a una, algo impensable como combinar un vestido de gran gala con un zapato deportivo o sandalias hoy es más que permitido, ya que varios diseñadores ( entre ellos Chanel) lo han propuesto en sus últimas pasarelas; pero antes de Chanel y todos los diseñadores que ahora nos dan “el pasaporte” para romper dichas reglas establecidas por ellos mismos, muchas mujeres alrededor del mundo desde hace tiempo que las han roto, combinando con gran gracia, elegancia, zapatos deportivos, bailarinas, sandalias, con todo tipo de vestuario.

Es por ello que insisto, que hay que aspirar a alcanzar el propio estilo, aquel con el que te sientas bien contigo misma, que vaya acorde a tu figura, que se ajuste a tus necesidades practicas del día día, al propio confort y a la propia personalidad.

 

ImagenImagenImagen infradito018-Tilda-Swinton-IPA_MGTHUMB-BIG

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Fuente de imagenes: Iodonna.it, thesartorealist.com, vogue.it

Anuncios