De vuelta a los 70! Otra vez…

El nuevo siglo vino cargado de una explosión tecnológica sin precedentes, en donde  diariamente somos bombardeados de nuevos avances, internet, las llamadas apps o aplicaciones, redes sociales, teléfonos que te facilitan la vida y una serie de aparatos  de los que quince años atrás hubiéramos dicho que se trataban de objetos salidos de un libro o película de ciencia ficción.

Todos estos avances tecnológicos, a mi modo de ver, nos han facilitado la vida a tal punto de utilizar  cada vez menos la computadora natural y más antigua que todos poseemos, o sea, nuestro perfecto y complejo cerebro,  por ende dedicando menos tiempo a pensar.

Si  me pidieran definir el nuevo milenio con una sola palabra, sería nostalgia. Nostalgia por los tiempos en donde contaban más los ideales que lo material, donde el pensamiento generalizado era alcanzar dichos ideales por el bien de la colectividad y no de sí mismo.

Tiempos en donde los movimientos artísticos gravitaban en las principales ciudades del mundo, en la música importaba más la sustancia que las ventas y en donde cada autor e intérprete ponía en alma,  dejándonos un legado de pequeñas obras maestras sin fecha de caducidad.

Nostalgia de la moda que hizo historia  marcando cada época con un sello indeleble y al que los diseñadores actuales acuden una y otra vez, haciéndonos propuestas interesantes, pero marcadas generalmente por piezas creadas en el siglo pasado.

Los 70 fue una época que se caracterizo por la transgresión, deseos de libertad y expresión del propio pensamiento. Todo ello fue transportado a la moda de dicho periodo, dejando un legado de creaciones, cada una de las cuales transmite de una u otra forma el espíritu de la época y a la que los diseñadores actuales evidentemente no pueden renunciar; proponiéndolas con su interpretación personal una y otra vez, por lo que los amantes del vestuario de esa década, tendrán la oportunidad de obtener piezas con aire retro con un toque de modernidad.

Para aquellos que prefieren los diseños sin ninguna contaminación moderna y no tienen ningún problema en comprar ropa usada, pueden siempre dirigirse a los tantos negocios de piezas Vintage distribuidos en  casi todas las principales ciudades del mundo, porque al parecer,  la creciente nostalgia por algo que dejamos en el pasado y no logramos encontrar hoy día, es casi generalizada.

disco-ball05f20903f57360a4e7afcaa56814c248 00140h_20140930184902 00060h_20140918211657 00170h_20140917174315 00180h_20140913214129 00190h_20140913214059 00200h_20140918211712 00230h_2014092900413300270h_2014092900413700080h_20140913214101 d80a6f9da8ff59d6babcd168056a95e4

00340h_20140917174334 00350h_20140930150442 00220h_20140917174214 00350h_20141001143154 00370h_20140930185107 00400h_20141001143127 00420h_20140909115220 00420h_20140930184834 00530h_20140909115249 00610h_20140930184904 00640h_20140930184923 00780h_20140930185104

2528d0c3f5479a5ca0342699b858322b

Fuente de imágenes http://www.vogue.it

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s