Youth ( La Juventud).-


youthcover
Por: Noemi A. Marrero D.

Después de la Grande Belleza (ganadora del Oscar como mejor película extranjera), el director italiano Paolo Sorrentino nos trae su segunda película en habla inglesa (después de la discutible “Must be the place” con Sean Penn), y la séptima en toda su trayectoria cinematográfica.

En esta película Sorrentino nos habla de una pareja de amigos de 80 años de edad, el director de orquesta en pensión Fred Ballinger (Interpretado por Michael Caine) y su viejo amigo director de cine en funciones Mick Boyle ( Interpretado por Harney Keitel), en el ámbito de unas vacaciones en los Alpes Suizos. Dichas vacaciones transcurren entre relax, caminatas, masajes, varios tratamientos reconstituyentes del cuerpo y largas conversaciones que se convierten en un viaje introspectivo y existencial, con frases hechas al mejor estilo de este director que ha tomado el existencialismo como tema focal en varios de sus trabajos cinematográficos.

La ambición mas grande de todo artista es encontrar su propia voz expresiva, el director Napolitano parece haber encontrado la suya, ya que sus películas están impregnadas de una particular e impecable fotografía, la cual conjuga con introspectivos diálogos filosóficos e imágenes que parecen un cuadro en movimiento.

En Youth (La juventud) el director pone en contraposición la vida de varios personajes, de varias edades, entre los que se encuentran estos amigos ochentones, la hija de uno de ellos ( interpretado por Rachel Wise), un actor en fase descendente (interpretado por Paul Dano), de varios personajes esporádicos representados por empleados y huéspedes de este hotel-centro benessere Suizo.

Podría parecer que Sorrentino nos quisiera contar la vejez y el ocaso de la vida a través de ella, en realidad el director quiere tocar el termine de la vida a través del ocaso del motor que nos impulsa a seguir en ella y de los mecanismos de sobrevivencia autoimpuestos que varían con la edad, tocando el punto de la vejez real y efectiva y aquella emocional y psicológica.

Michael Caine, Harvey Keitel nos regalan interpretaciones impecables, dignas de actores de su larga trayectoria, Paul Dano aceptable, Rachel Wise, en cambio no queda a la altura, ofreciéndonos una interpretación imperceptible de toda emoción.

El director como ya es su costumbre utiliza varios elementos a su disposición para transmitirnos su punto de vista, como en films anteriores, logra una perfecta danza sincronizada entre imágenes, música y diálogos profundos. No obstante la perfecta sincronización de elementos, el director tiende a exagerar con la implementación de estos recursos que a veces resultan excesivos  transportando al espectador, pero a mismo tiempo distrayéndolo , haciéndolo perder en ocasiones el hilo conductor de la trama.

Una inyección de existencialismo al cual hay que ir preparado para verlo con todos los sentidos y la mayor concentración posible.

Relatos de Verano en ciudad.-

La aguja del termómetro no da tregua, continua a aumentar. La brisa caliente proveniente del áfrica nos arropa apenas nos armamos de valor y salimos a la calle dejando nuestro placentero y artificial clima montañoso cortesía del aire acondicionado.

El reducido grupo de valientes que encuentro por las calles, va armado hasta los dientes de botellas de agua, helados, granitas (o como decimos en mi país Yun-Yun) con prendas ligeras, algunas chicas con un par de trapos, justo lo necesario a fin de cubrir algunas partes intimas  (por lo del atentado a la moral y estas cosas…).

No pasan inobservadas aquellas con complejo de vaqueras, que desafían las altas temperaturas en nombre de la tendencia, combinando botas con vestimenta veraniega, contribuyendo a aumentar mi calor corporal con tan solo mirarlas.

Los señores Árabes van súper frescos en pantaloncitos cortos, mientras sus señoras cubiertas hasta los dientes de amplios trajes negros, debajo de los cuales llevan la real vestimenta mostrada tan solo dentro cuatro paredes.

Los Turistas Japoneses,   se mueven en manadas siguiendo a la guía de turno, con  50 kilos de tecnología encima , el sombrerito inseparable y su enigmática edad. Aquellos que en cambio provienen del norte de Europa no renuncian a sus medias ni muertos y las usan hasta con sandalias.

Por las callecitas del centro se ve a uno que otro financiero en saco y corbata, desafiando sol y aire caliente, encima de la bici con la cual se transportan, sin ni siquiera derramar una gota de sudor.

Los muchachos toman los parques por asalto, improvisando una playa virtual en donde se refrescan debajo de un árbol o toman el sol en traje de baño.

Cuando finalmente el sol comienza a retirarse, hay mas movimiento de personas, unos irán a cena, otros a hacer el típico aperitivo a la milanesa. El turista continuara disfrutando como puede en algún lugar turístico impersonal y el residente soñando con escapar a unas vacaciones en algún lugar de montaña o mar.

Mientras todo sigue su curso,  como espectadora y parte de esta  jungla urbana, decido elaborar un elenco de como enfrentar lo mejor posible este periodo en ciudad:

              Vestidos en algodón o lino

1-shirtdresses-w724

gala-Fhbz-styleguide-0604-7

Carteras en rafia, tela o paja

449500a7-d2e0-44b3-aa79-590b04a0dfd3393d872b-dae0-4cae-ae3a-1e680e84b0ff 15774003-2238-442b-a108-9b0efec3003c-1

Blanco absolutamente si

070115-70s-petite-style-lead 11355809_864623496951303_1706832874_n

cfab556cc36489a4e5bffa32a0899360

basicos_reinventados_la_camisa_blanca_190271273_800x

Pantalones sueltos que no afecten la circulación

elle-turkey-march     

Duo perfecto: Protector solar y Agua

      Unknown-2 492-552-large

Alpargatas

Ball pagues imprescindibles_en_tu_armario_863927_1200x

alpargatas-4-600x600

Lentes de sol

Unknown

Scarf-Hair5     images

Pauline Suzor Photography

Pauline Suzor Photography