Julieta

084195Por: Noemi A. Marrero

El director español Pedro Almodóvar a lo largo de su carrera nos ha regalado una considerable obra cinematográfica, incursionando en varios géneros, algunos de sus filmes iniciales se podrían considerar como experimentos, los cuales le ayudaron a perfeccionar y a desarrollar su propio punto de vista cinematográfico, regalándonos sucesivamente piezas mas que sobresalientes y otras que podríamos considerar verdaderas obras maestras (La piel que habito, Hable con ella, Todo sobre mi madre) . Ha nadado en varias aguas, ha tocado lo grotesco, humor negro, lo dramático, dejando su impronta y saliendo en la mayoría de los casos a flote.

En este film el director nos trae un drama, en el que nuevamente toma como protagonista y punto focal un personaje femenino, para hacernos un retrato de diferentes etapas de la vida. Con Julieta, Almodóvar nos cuenta el desenfado,  la inconsciencia y la libertad de los años de juventud, la ilusión por descubrir el amor en diversas formas, el dolor que representa la perdida y el desprendimiento de lo que se ama, retrata perfectamente la negación a la perdida y como ello se convierte en un cumulo de peso que viene representado por las arrugas internas y externas que se le van acumulando al personaje principal a través de los años.

 Nos lleva de la mano con el personaje a través de su vida, que es una especie de libro de la vida y nos transporta, nos mueve a crecer y madurar con el personaje, sumergiéndonos en nuestros propios temores.

 En este film el director se hace acompañar de un impecable elenco, resaltando la interpretación de Adriana Ugarte y Emma Suarez, que interpretan a Julieta joven y madura. Ambas actrices calzan a la perfección en sus respectivos roles. Una Julieta joven con sueños, toda la vida por delante, aun no endurecida por los golpes de la vida, y otra Julieta mas mayor, consumida y bloqueada por las perdidas y situaciones no resueltas.

 Almodóvar nos regala una sublime poesía visual a través de la fotografía y paleta de colores presentes en el film, haciéndose ayudar de los mismos para transportar al espectador en el continuo cambio de épocas en que se desarrolla la historia.

Un film introspectivo que hace bailar los sentidos regalándonos una que otra emoción, nada es obvio, manteniendo al espectador a la expectativa, pero dejándote a mitad sin llevarte al clímax.

Puntuación: 3 1/2 de 5

 

Bohemadilogo-1Bohemadi, artesanía artistica caribeña 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s