Hablemos de “Slow Fashion”

Por Noemi Marrero D.

Sábado por la tarde, día de ocio, no tienes nada que hacer y se te ocurre ir a mirar tiendas,  para caminar, pasar el rato, en fin hacer la llamada “ Windows shopping” ósea, mirar vitrinas; de repente, ves que un negocio ha puesto un cartel con descuentos que te invitan a entrar, y una vez dentro notas que en exposición hay un montón de piezas súper económicas, y otras a menos de la mitad de su precio original. Impulsivamente te llenas las manos, te las pruebas y terminas comprándolo todo, porque piensas que estas aprovechando una oportunidad, una ocasión irrepetible, porque un pequeño desliz te lo puedes permitir de vez en cuando, total no afectas a nadie, piensas. Una vez en tu casa, conforme van pasando los días, de todo lo que compraste terminas usando una o dos prendas, las otras tantas terminaran en un rincón del armario, olvidando incluso su existencia, hasta el momento que te las encuentras por casualidad, incluso piensas que estas llegaron ahi solas, o que alguien las puso allí por ti, para finalmente preguntarte que diablos estabas pensando cuando decidiste comprar esa cosa tan horrible y de tan mala calidad que nunca usaras, hasta que decides botarlas a la basura, porque total, no costaron casi nada, o al menos así lo crees tu.

Los CONSUMIDORES, atraídos por la idea de lo “barato” compran cantidades impresionantes de artículos que no necesitan, en la mayoría de los casos están convencidos de que con sus hábitos de consumo no están afectando a nadie (ni a ellos mismos). Creen que están aprovechando una ocasión, que sus compras son inofensivas, porque van guiados por la emoción del momento, y porque ignoran toda la cadena de producción que hay detrás, como por ejemplo, de algo tan simple como una camiseta, por la que a lo mejor pagaron menos de 10 Euros.

Ciclovidacamiseta-11.jpg

El consumidor actual, en su mayoría ignora y no se preocupa de buscar información acerca de lo que hay detrás del producto que compra, ósea, a lo mejor conoce la proveniencia ya que la misma esta indicada en la etiqueta, pero desconoce todo lo demás. No sabe por ejemplo, que los precios excesivamente bajos que proponen las tiendas “ Low cost o fast fashion”, derivan de la explotación, la violación de todos los derechos fundamentales de los trabajadores que elaboran las piezas de vestir.

La industria de la moda rápida además, produce grandes daños al medio ambiente, ya que el comprador debido al bajo precio, generalmente no conserva las prendas de vestir por un largo periodo, mas bien las usan como si fuera un material desechable y en poco tiempo las mismas vienen tiradas a la basura. Las industrias de “low fashion”, generalmente producen en países de tercer mundo, en donde por lo general no vienen respetadas leyes internacionales en materia ambiental, en India y Bangladesh por ejemplo, hay zonas que son recorridas por ríos multicolores, colores que derivan de los pigmentos que son utilizados en la producción textil, haciendo que el agua no sea apta para el consumo humano.Unknown-1.jpeg

¿ Que hacer?

Lo primero es que hay que deshacerse de la idea de que esta moda es barata, porque no lo es, lo que estas dejando de pagar como consumidor, se lo estas quitando a una persona con fuertes necesidades económicas (ósea el trabajador) y además estas contribuyendo a que este se enferme o muera en un accidente laboral. Lo que no estas pagando, se lo estas quitando en años de vida a la tierra y a las futuras generaciones por venir.

Cambia mentalidad y conviértete en un consumidor responsable, antes de comprar piensa si lo necesitas realmente,  observa la calidad del producto, si lo vas a utilizar muchas veces, si realmente te gusta,  no compres por emoción, las compras emotivas no solo afectaran a largo plazo tu economía, sino que estarás afectado la vida de alguien mas.

Además de satisfacer una necesidad real (una vez analizado si realmente lo necesitas), piensa e infórmate si con tu compra estas colaborando con los procesos que la han realizado, mejor dicho, si tu compra mejora la vida socioeconómica de los trabajadores que la elaboran, si la mano de obra viene pagada justamente, si para la elaboración de la misma fueron respetados todos los principios ambientales.

Screen-Shot-2017-05-28-at-18.24.52.pngAdemás del valor monetario, analiza el valor social y ambiental.  Hay etiquetas que te podrían ayudar en tu compra responsable, en el mercado encuentras: aquellas que indican si la mano de obra utilizada fue pagada justamente (Fair trade),  si fueron elaboradas a mano ( Hand Made),  si fueron elaboradas por artesanos (artisan), si se respetaron las normas ecológicas (eco-friendly), sino se utilizaron pesticidas en la  siembra de la materia prima (Organic), si  fue elaborada con  materiales reciclados             (Recycled). Reduce, Reutiliza, Repara , Recicla. Infórmate y Piensa antes de comprar.

 

Anuncios

2 comentarios en “Hablemos de “Slow Fashion”

  1. Como siempre un tema de mucha calidad. Me encanto como lo desarrollaste y en honor a la verdad me puso a pensar. Por un momento me vi reflejada en tu escrito. Me encanto. Por favor publica mas a menudo. Tienes mucha calidad. Felicidades!!!! ❣️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s