Por Ahí… Un saludo al sol desde Croacia.

Por Noemi Marrero D.

La excusa perfecta para visitar Croacia (específicamente Zadar y Razanac) fue el matrimonio de una querida amiga, porque a decir verdad, Croacia no estaba en mi lista de países por conocer.

Nunca me he considerado ni considerare una turista, me gusta visitar los países para ver como vive la gente del lugar, cuales son sus costumbres, adentrarme en la cultura lo mas que pueda, visitar uno que otro museo, observar su arquitectura, sumergirme en la gastronomía autóctona. Se que en un viaje de poco tiempo resulta difícil, pero les puedo asegurar que con un poco de organización e investigación previa se puede, y si tienes un amigo originario del lugar de destinación, mucho mejor.

La aventura empezó desde antes de llegar, ya que tuve que tomar un tren Milán-Ancona y de allí tomar un barco que me conduciría a mi destino final (Zadar),  viaje por mar   a través de  una compañía croata llamada JADROLINIJA, la cual viaja tan solo dos veces a la semana, en la misma puedes elegir un camerino individual o compartido (las mujeres tienen la opción de elegir un camerino solo para mujeres en caso que se quiera compartir), otra opción es ir sentado o en la cubierta del barco, esta ultima opción es la mas barata y la mas conveniente si se viaja con poco presupuesto. El viaje dura 10 horas. Otra opción seria irse manejando, con autobús o avión. Si se viaja sentado o en el puente, tienen que saber que las 10 horas que durara el viaje no serán muy cómodas, si por el contrario eligen un camerino, allí tienen ducha, cama, sabanas, toallas y todo lo necesario para que el viaje pase en un abrir y cerrar de ojos.

Una vez en Zadar (o Zara en español), te encuentras con una ciudad de arquitectura de contrastes, por una parte, aquella testimonio del paso de los antiguos Romanos y Venecianos, de la otra la arquitectura de  época mas moderna.

La ciudad tiene una parte peatonal que se encuentra entre murallas, allí se concentran todos los restos del paso de la cultura Romana y Veneciana que gravito en la ciudad. Fuera de allí un área un poco mas moderna, un puerto de yates, un largo malecón, en donde se encuentran las obras arquitectónicas “Un saludo al sol” y el “Órgano del mar” del arquitecto Croata Nikola Bašić, que se integran a la perfección, produciendo poco impacto visual y desde donde se pueden admirar  unas impresionantes puestas del sol.

La obra “Un saludo al sol” esta compuesta de paneles solares, que se recargan durante todo el día, y alimentan durante la noche una parte de la iluminación de la costa durante la noche, aparte que produce un sugestivo juego de luces cuando cala el sol. “El Órgano del Mar” colocado justo al lado, aprovecha las olas del mar, las cuales producen hermosos sonidos cuando entran por los orificios de la estructura. En ambas obras, el arquitecto logra un ingenioso proyecto, aprovecha a la perfección los elementos de la naturaleza, para producir bienestar al hombre sin afectarla negativamente, hermoso ejemplo de que el hombre puede unir su ingenio a la naturaleza sin producirle ningún daño.

Durante el día Zara es tranquila, y se presta para ver sus museos, iglesias antiguas, restos arqueológicos; en la noche, sufre una especie de metamorfosis, dentro de los muros antiguos tiene lugar una gran fiesta al aire libre, ya que la gran cantidad de bares y restaurantes que allí se encuentran, colocan sillas y mesas en los calles peatonales, cada uno con su propia música, acumulando una multitud de personas, que da la impresión como si formaran parte de una única fiesta, frecuentada sobre todo de gente bastante joven.

Definitivamente mas tranquila y familiar, es la pequeña localidad de Razanac, a 25 minutos de Zadar, un pueblito de pocos habitantes, con playas incontaminadas, a cuyo paisaje se une la cortina montañosa que le queda de frente. El turismo en Razanac es mas ecológico y sostenible, aquí hay instalaciones de camping, y en donde puedes alquilar una casa o apartamento; dicho turismo se integra y produce un impacto positivo en la economía del lugar, ya que deja un beneficio económico directo en la población local sin afectar el medio ambiente. Es un pueblito para el que quiera respirar aire puro y pasarse unas vacaciones en tranquilidad total.

Me encanto la gastronomía croata (la cual tiene mucha influecia italiana, greca y española), en la ciudad de Zadar, la influencia Italiana se hace fuertemente sentir. Como zona costera, lógicamente tienen muchos platos a base de mariscos y peces (probar el  risotto en tinta de calamar que les quedara impregnado en la memoria de por vida), pero también tienen platos a base de carnes, pastas.  Cuentan con una excelente oferta vinícola y un exquisito licor a base de cerezas llamado Marrasquino (herencia Veneciana).

Razanac aunque pertenece y no esta muy lejos de Zadar, ofrece un ambiente informal, relajado y sin pretensiones. En Zadar la oferta es mas variada y amplia, allí conviven la informalidad y formalidad, ofreciendo una oferta a elección de gustos y presupuestos. Ambas me dejaron, hermosas  sensaciones y vivencias, como esas que te dejan un buen vino, una buena música, que se quedan impregnadas en tu memoria por siempre y que te llegaran de repente sin saber por que a través de un olor, un sabor o algún sonido.

20170908_083544.jpg

20170908_084132.jpg20170908_084613.jpg

20170908_090103.jpg20170908_184055.jpg20170908_190206.jpg20170908_203848.jpg20170908_204746.jpg20170908_232742.jpg20170908_234626.jpg20170909_154304.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s