El Factor Confort-Chic

  En repetidas ocasiones he escuchado a algún consejero de moda (experto o improvisado) decir que para verse elegante o chic se necesita sufrir un poco, ya que para ello hay que recurrir a los vertiginosos e incómodos tacones. Aclaro que no tengo nada en contra de estos y no estoy iniciando una especie de manifiesto liberatorio feminista ( ya que los encuentro bonitos y los uso cuando es necesario), lo que sí quiero es desmontar esta teoría que nos invita a sufrir sin darnos otra alternativa.

Cuando vives en una ciudad en donde es más fácil recorrerla en transporte público o a pie como Milán, en donde el centro histórico esta lleno de adoquines incómodos que ponen en peligro la vida útil de tus zapatos de tacón, es factible buscar otras alternativas.  Soy de la idea que hay que tratar de alcanzar un estilo que sea un reflejo de la propia personalidad, liberarse de las cadenas que imponen las tendencias y tomarlas tan solo como una guía para refrescar nuestro estilo sin llevarlas tal cual como nos las presentan.

Las famosas reglas o códigos de vestimenta hoy en día se han ido desmontando una a una, algo impensable como combinar un vestido de gran gala con un zapato deportivo o sandalias hoy es más que permitido, ya que varias casas de moda ( entre ellas Chanel) lo han propuesto en sus últimas pasarelas; pero antes de Chanel y todas las firmas que ahora nos dan “el pasaporte” para romper las reglas establecidas por ellos mismos, muchas mujeres alrededor del mundo desde hace tiempo que las han roto, combinando con gran gracia, elegancia, zapatos deportivos, bailarinas, sandalias, con todo tipo de vestuario.

Es por ello que insisto, que hay que aspirar a alcanzar el propio estilo, aquel con el que te sientas bien contigo misma, que vaya acorde a tu figura, que se ajuste a tus necesidades practicas del día día, al propio confort y a la propia personalidad.

 

ImagenImagenImagen infradito018-Tilda-Swinton-IPA_MGTHUMB-BIG

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Fuente de imagenes: Iodonna.it, thesartorealist.com, vogue.it

Anuncios

Hablemos de “Slow Fashion”

Por Noemi Marrero D.

Sábado por la tarde, día de ocio, no tienes nada que hacer y se te ocurre ir a mirar tiendas,  para caminar, pasar el rato, en fin hacer la llamada “ Windows shopping” ósea, mirar vitrinas; de repente, ves que un negocio ha puesto un cartel con descuentos que te invitan a entrar, y una vez dentro notas que en exposición hay un montón de piezas súper económicas, y otras a menos de la mitad de su precio original. Impulsivamente te llenas las manos, te las pruebas y terminas comprándolo todo, porque piensas que estas aprovechando una oportunidad, una ocasión irrepetible, porque un pequeño desliz te lo puedes permitir de vez en cuando, total no afectas a nadie, piensas. Una vez en tu casa, conforme van pasando los días, de todo lo que compraste terminas usando una o dos prendas, las otras tantas terminaran en un rincón del armario, olvidando incluso su existencia, hasta el momento que te las encuentras por casualidad, incluso piensas que estas llegaron ahi solas, o que alguien las puso allí por ti, para finalmente preguntarte que diablos estabas pensando cuando decidiste comprar esa cosa tan horrible y de tan mala calidad que nunca usaras, hasta que decides botarlas a la basura, porque total, no costaron casi nada, o al menos así lo crees tu.

Los CONSUMIDORES, atraídos por la idea de lo “barato” compran cantidades impresionantes de artículos que no necesitan, en la mayoría de los casos están convencidos de que con sus hábitos de consumo no están afectando a nadie (ni a ellos mismos). Creen que están aprovechando una ocasión, que sus compras son inofensivas, porque van guiados por la emoción del momento, y porque ignoran toda la cadena de producción que hay detrás, como por ejemplo, de algo tan simple como una camiseta, por la que a lo mejor pagaron menos de 10 Euros.

Ciclovidacamiseta-11.jpg

El consumidor actual, en su mayoría ignora y no se preocupa de buscar información acerca de lo que hay detrás del producto que compra, ósea, a lo mejor conoce la proveniencia ya que la misma esta indicada en la etiqueta, pero desconoce todo lo demás. No sabe por ejemplo, que los precios excesivamente bajos que proponen las tiendas “ Low cost o fast fashion”, derivan de la explotación, la violación de todos los derechos fundamentales de los trabajadores que elaboran las piezas de vestir.

La industria de la moda rápida además, produce grandes daños al medio ambiente, ya que el comprador debido al bajo precio, generalmente no conserva las prendas de vestir por un largo periodo, mas bien las usan como si fuera un material desechable y en poco tiempo las mismas vienen tiradas a la basura. Las industrias de “low fashion”, generalmente producen en países de tercer mundo, en donde por lo general no vienen respetadas leyes internacionales en materia ambiental, en India y Bangladesh por ejemplo, hay zonas que son recorridas por ríos multicolores, colores que derivan de los pigmentos que son utilizados en la producción textil, haciendo que el agua no sea apta para el consumo humano.Unknown-1.jpeg

¿ Que hacer?

Lo primero es que hay que deshacerse de la idea de que esta moda es barata, porque no lo es, lo que estas dejando de pagar como consumidor, se lo estas quitando a una persona con fuertes necesidades económicas (ósea el trabajador) y además estas contribuyendo a que este se enferme o muera en un accidente laboral. Lo que no estas pagando, se lo estas quitando en años de vida a la tierra y a las futuras generaciones por venir.

Cambia mentalidad y conviértete en un consumidor responsable, antes de comprar piensa si lo necesitas realmente,  observa la calidad del producto, si lo vas a utilizar muchas veces, si realmente te gusta,  no compres por emoción, las compras emotivas no solo afectaran a largo plazo tu economía, sino que estarás afectado la vida de alguien mas.

Además de satisfacer una necesidad real (una vez analizado si realmente lo necesitas), piensa e infórmate si con tu compra estas colaborando con los procesos que la han realizado, mejor dicho, si tu compra mejora la vida socioeconómica de los trabajadores que la elaboran, si la mano de obra viene pagada justamente, si para la elaboración de la misma fueron respetados todos los principios ambientales.

Screen-Shot-2017-05-28-at-18.24.52.pngAdemás del valor monetario, analiza el valor social y ambiental.  Hay etiquetas que te podrían ayudar en tu compra responsable, en el mercado encuentras: aquellas que indican si la mano de obra utilizada fue pagada justamente (Fair trade),  si fueron elaboradas a mano ( Hand Made),  si fueron elaboradas por artesanos (artisan), si se respetaron las normas ecológicas (eco-friendly), sino se utilizaron pesticidas en la  siembra de la materia prima (Organic), si  fue elaborada con  materiales reciclados             (Recycled). Reduce, Reutiliza, Repara , Recicla. Infórmate y Piensa antes de comprar.

 

Pantalones Culotte

 Culottes es una palabra de origen francés que ha sido adoptada por varios idiomas para referirse a una prenda que se usa siempre por debajo de la cintura. Esta prenda en su origen era llevada por los hombres de la nobleza, en la época medieval y luego fue incorporada como parte del uniforme militar. Más tarde en la época victoriana se empezó a usar el término Jum-culottes para referirse a las faldas que llegaban hasta el tobillo, que eran divididas en dos partes para que la mujeres montaran a caballo con más facilidad. Sucesivamente la misma, sufrió otras transformaciones a fin otorgarle más estética y libertad a las mujeres mientras trabajaban en el jardín, hacían limpieza, iban en bicicleta o a caballo.

Esta pieza de orígenes tan antiguos fue desempolvada por los diseñadores de nuestros tiempos, agregándole un toque de modernidad, pero conservando casi intacta su línea estética original. Ahora tendremos la oportunidad de llevar una prenda práctica, elegante, con cierto aire de romanticismo y ambigüedad; al mismo tiempo conocer una vestimenta histórica que en cierta medida forma parte de los primeros pasos hacia la emancipación femenina.

 

15135914_10154781219062460_2755212717598185643_n.jpgmode

13689768424_da122d9747_b

emporio-armani-rs14-0099-p-v-14

la-proposta-di-emporio-armani

modello-giacca-pantaloni-armani

pantalone-culotte-bianco pantalone-culotte-grigio pantalones

zara-culotte-look

¿ Como encuentro mi estilo en el vestir?

Por Noemi A. Marrero D.

      Si en ocasiones te cuestionas acerca de cual es tu estilo en el vestir o como encontrar el mismo, y aun no lo sabes, a lo mejor deberías reformular la interrogante y comenzar preguntándote quien eres, como te defines a ti misma, y allí comenzaran a aflorar tus respuestas.

 El estilo no es la tendencia que un diseñador te ha impuesto de llevar en tal o cual estación, no es tener un estilista personal y dejar que este decida que nos vamos a poner (este debe fungir como guía o consultor). El estilo es algo que debe reflejar nuestro interior, debe trascender, es nuestra impronta personal, es el lenguaje sin palabras con el que transmitimos a los demás quienes somos, es la forma externa con la que reflejamos parte de nuestra personalidad.

A través de los años sufrimos una metamorfosis en nuestra forma de vestir, la misma en muchas ocasiones viene completamente influenciada por nuestro entorno, y muchas veces sin darnos cuenta vamos por el mundo reflejando una imagen que no nos pertenece, a lo mejor porque no nos conocemos lo suficiente, por la pereza de buscar lo que nos gusta realmente, o lo que es peor querer camuflarnos con la masa para ser aceptados y por el miedo de diferenciarnos y al que dirán.

 En búsqueda de mi estilo, la diferencia entre dejarse influenciar y tomar inspiración

 Te dejas influenciar cuando sigues al pie de la letra la forma de vestir de alguien mas o la tendencia del momento, sin agregarle tu punto de vista al vestuario. Cuando esto pasa, vas por ahí con prendas con las que no te sientes cómoda, no te quedan bien, no van con tu personalidad, dando una imagen errada de lo que eres.

 En cambio tomar inspiración es observar tu entorno, el que camina por las calles, hojear las revistas, algún libro de historia para ver la moda del pasado, visitar mercados vintage, la forma de vestir de los nativos de otro país cuando viajas, incluso observar las mismas tendencias y “pescar” elementos que te resulten agradables, mezclarlos según tu criterio y elegir en base a la sensación de confianza y tranquilidad que te llega cuando te miras al espejo; ósea si te agradas, te sientes cómoda con lo que tienes puesto y lo que ves que reflejas ¡eureka! has encontrado tu estilo. Te estarás vistiendo conforme a lo que quieres tu, los demás verán parte de ti y no de alguien mas.

Una vez que has encontrado tu estilo, no lo sueltes, a partir de ahí podrás verte fantástica con piezas súper económicas como con las no tanto, nadie te podrá vender vestidos caros que no van contigo, porque son de tal o cual diseñador, o están de moda. No caminaras por ahí con las etiquetas al aire como si fueras el representante de una de esas grandes casas de moda, a partir de ahí todos te verán a ti, porque el estilo habla de tu personalidad y esta determina tu estilo.

 Mujeres con gran personalidad y estilo:

La escritora americana Margaret Michell3f4bc1e9a5c39f5b0fa90991d7762a8a--margaret-mitchell-gone-with-the-wind

La diseñadoras de moda Mary Kate y Ashley OlsenYouth America Grand Prix's 2017 Stars of Today Meet the Stars of Tomorrow Gala

La Escritora, filosofa y feminista francesa Simone de Beauvoir simone-beauvoir2

La Pintora Surrealista mexicana Frida Kahlo020-frida-kahlo-diego-rivera-theredlist

La ex directora de Vogue Italia Franca Sozzanilandscape-1482428628-franca-sozzani-frasi-iconiche.jpg

La actriz americana Maggie GyllenhaalEE British Academy Film Awards 2014 - VIP Arrivals

 

La duquesa de Windsor Wallis Simpson

article-1367933-0B33833C00000578-474_306x462

                            La actriz americana Katharine Hepburnkatharinehepburnstyleicon

La escritora francesa George Sand (Amantine-Aurore-Lucile Dupin )

George-Sand

La actriz, cantante, bailarina y activista estadounidense / francesa Josephine Baker

slide_297463_2449564_free

La actriz belga Audrey Hepburn

ed176b4e06d2bcecc31e8e05c1411dba--audrey-hepburn-dresses-audrey-hepburn-style-outfits

 

La diseñadora de moda francesa Gabrielle Chanel

westwing-coco-chanel-retrato

 

La profesora, activista 0954013bb999464b8492f0920311e7f2--s-hairstyles-afro-puff.jpgy politica estadounidense Angela Davis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La actriz inglesa Jane BirkinJane-Birkin-.jpg

La actriz portuguesa/brasileña Carmen Mirandamulher-carmem-miranda

 

La actriz mexicana Maria Felix

mariafelixchapeau1

 

 

Relatos de Verano en ciudad.-

Por Noemi A. Marrero D.

La aguja del termómetro no da tregua, continua a aumentar. La brisa caliente proveniente del áfrica nos arropa apenas nos armamos de valor y salimos a la calle dejando nuestro placentero y artificial clima montañoso cortesía del aire acondicionado.

El reducido grupo de valientes que encuentro por las calles, va armado hasta los dientes de botellas de agua, helados, granitas (o como decimos en mi país Yun-Yun) con prendas ligeras, algunas chicas con un par de trapos, justo lo necesario a fin de cubrir algunas partes intimas  (por lo del atentado a la moral y estas cosas…).

No pasan inobservadas aquellas con complejo de vaqueras, que desafían las altas temperaturas en nombre de la tendencia, combinando botas con vestimenta veraniega, contribuyendo a aumentar mi calor corporal con tan solo mirarlas.

Los señores Árabes van súper frescos en pantaloncitos cortos, mientras sus señoras cubiertas hasta los dientes de amplios trajes negros, debajo de los cuales llevan la real vestimenta mostrada tan solo dentro cuatro paredes.

Los Turistas Japoneses,   se mueven en manadas siguiendo a la guía de turno, con  50 kilos de tecnología encima , el sombrerito inseparable y su enigmática edad. Aquellos que en cambio provienen del norte de Europa no renuncian a sus medias ni muertos y las usan hasta con sandalias.

Por las callecitas del centro se ve a uno que otro financiero en saco y corbata, desafiando sol y aire caliente, encima de la bici con la cual se transportan, sin ni siquiera derramar una gota de sudor.

Los muchachos toman los parques por asalto, improvisando una playa virtual en donde se refrescan debajo de un árbol o toman el sol en traje de baño.

Cuando finalmente el sol comienza a retirarse, hay mas movimiento de personas, unos irán a cena, otros a hacer el típico aperitivo a la milanesa. El turista continuara disfrutando como puede en algún lugar turístico impersonal y el residente soñando con escapar a unas vacaciones en algún lugar de montaña o mar.

Mientras todo sigue su curso,  como espectadora y parte de esta  jungla urbana, decido elaborar un elenco de como enfrentar lo mejor posible este periodo en ciudad:

              Vestidos en algodón o lino

1-shirtdresses-w724

gala-Fhbz-styleguide-0604-7

Carteras en rafia, tela o paja

449500a7-d2e0-44b3-aa79-590b04a0dfd3393d872b-dae0-4cae-ae3a-1e680e84b0ff 15774003-2238-442b-a108-9b0efec3003c-1

Blanco absolutamente si

070115-70s-petite-style-lead 11355809_864623496951303_1706832874_n

cfab556cc36489a4e5bffa32a0899360

basicos_reinventados_la_camisa_blanca_190271273_800x

Pantalones sueltos que no afecten la circulación

elle-turkey-march     

Duo perfecto: Protector solar y Agua

      Unknown-2 492-552-large

Alpargatas

Ball pagues imprescindibles_en_tu_armario_863927_1200x

alpargatas-4-600x600

Lentes de sol

Unknown

Scarf-Hair5     images

Pauline Suzor Photography

Pauline Suzor Photography

Verano: Tiempo de Turbantes

  Cuando llega el verano, una pieza esencial para llevar en ciudad y que absolutamente no podemos dejar si nos vamos de vacaciones al mar es el Turbante.

Nos remontan a  culturas lejanas, milenarias; llevan impregnados los olores, colores del oriente y del África. Nos cuentan varias historias, aquellas de las castas de los pueblos Árabes, en donde sus hombres a través de su uso indicaban su rango en la sociedad.  Nos hablan de los pueblos beduinos  cuya casa es un inmenso desierto  en donde castiga el sol; de tribus africanas en donde las mujeres con el uso de sus vistosos gele (turbantes), indican que están por asistir a un evento especial; de grupos de la india que los usan para indicar la posición social que ocupan según la forma del turbante que utilicen, o el respeto a la religión que profesan (el caso de los Sij);  o  mas modernamente, de la rama de creyentes “Bobo Shanti” (fundada en los años 50 en Jamaica), del movimiento rastafari.

Se sabe que el origen del turbante es milenario, pero los primeros documentos en donde se habla del mismo  datan del siglo XIV, durante la invasión árabe en España.

Los turbantes “contaminaron” el occidente y llegaron al armario  femenino en la segunda mitad del siglo XVII, alcanzando su ápice en los años 20 y 30 en donde fueron  grandemente adoptados por las mujeres de la alta sociedad y las actrices de cine. Greta Garbo en una parte del film de los años 30 “Un velo pintado” dijo:

“Es una tela frágil que cubre la verdad de la vida”

Este es un accesorio exótico y de indiscutible elegancia, el mismo viene propuesto de manera repetitiva en varias pasarelas en diferentes formas, telas y tonalidades.  Es utilizado por una pequeña minoría, sobre todo poseedora de una fuerte personalidad y gran sentido de la estética. Puede ser utilizado para andar al mar, de forma casual, mezclándolo  con elementos modernos, para una gran gala con telas más llamativas, en fin es un accesorio para el que no quiere pasar inadvertido.

11407153_420513211406591_1305252561139731387_n 33113Hair9444Web turbantes-en-invierno-8551000_3098792369365_1472238454_nScarf-Hair14Scarf-Hair11Scarf-Hair23 10620576_10152673342207460_7656063158204804589_n Scarf-Hair3 eva-mendes-turbante-e1373294113944 Scarf-Hair5

Fuente de imágenes: Gala Magazine, black girls killing it, refinery29, byrdie, drop dead gorgeous daily, the beauty model, princesse foulard, karen walker, pinterest, Thesartorealist

La Camisa

             En el universo femenino, aunque contemos con un armario repleto de piezas de todo tipo, muchas de estas sin utilizar, otras que yacen allí, esperando ser redescubiertas, porque simplemente hemos olvidado su existencia. Sucede muy a menudo que a la hora de elegir algún vestuario, ya sea para el trabajo, o algún evento, ese mundo de un millón de objetos nunca es suficiente, por lo que es muy frecuente, casi algo inconsciente,  el venirnos de manera  espontánea la frase no tengo nada que ponerme.

      Por esta constante ‘’falta de opciones’’ y visto que el vestuario femenino no tiene fronteras, en muchas ocasiones nos encontramos curioseando en el armario de él, tomando una que otra pieza ‘‘prestada’’ e incorporándolas y adaptándolas a nuestra vestimenta.

     Me quiero imaginar que sucedió algo así, cuando por necesidad o capricho, decidimos ”robarnos” y apoderarnos de una pieza típicamente masculina como la camisa.

     Atrapamos la camisa hasta que la convertimos en una pieza universal, empujando a los estilistas y casas de moda a diseñarlas tanto para ellos como para nosotras, reduciéndole las tallas, pero dejándoles esas líneas originales típicamente masculinas, las cuales le dan un carácter de ambigüedad al genero femenino.

     La camisa se presta a mucho ya que puede ser adaptada al estilo personal de cada quien, con ella podrás proyectar una imagen un tanto andrógina, de mujer profesional, chic, glamorosa, sensual, bohemia, en fin todo dependerá de los accesorios y combinaciones que elijas y sobre todo de lo que proyectas desde adentro hacia fuera, ósea, de tu personalidad.

basicos_reinventados_la_camisa_blanca_190271273_800x

Jane-Birkin-all-white

6a7900e2-9ac6-4484-88e0-234553782c0f

    10450786_757455350993659_7216343885461553887_nc4396ddb-097f-469e-9b84-576aba8493ec

dg-look

basicos_reinventados_la_camisa_blanca_317959699_800x

c83a2845-3c73-4f36-be61-590da96e6d0a

Fuente imágenes: Vogue.it

________________________________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________________________

Bohemadilogo-1

                 Fine and artistic handcraft Made in Santiago de los Caballeros, Dominican Republic