Moda

Moda Vintage: Nostálgica, Sostenible, Chic

Por Noemi A. Marrero D.

A todos nos ha sucedido que de repente sentimos una profunda necesidad de volver a algún momento feliz del pasado, pasar por una vieja calle, escuchar aquella canción que sin saber porque nos despierta emociones. Todos, alguna vez hemos experimentado una especie de pesar o angustia provocada al recordar algún momento en el que nos sentimos felices pero que ya no esta.

La palabra nostalgia (del griego clásico nóstos regreso al hogar y álgos dolor) viene descrita como un sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado. “El hombre no está satisfecho de ser hombre, pero no sabe hacia qué regresar, ni cómo volver a un estado del que ha perdido todo recuerdo claro”.

La Nostalgia, es la que hace que muchas veces nos desconectemos del presente para viajar momentáneamente al pasado a través de los recuerdos. Es la que hace que muchos aprovechen esa sensación que todos sentimos o sentiremos alguna vez en la vida, para atraparnos y hacer que consumamos algún “revival” o reposición de algún objeto que en su momento fue de culto.

En la época del fast food, fast fashion, fast music, del todo rápido, muchos añoran el sentido de la estética, el buen gusto, la calidad y porque no el amor que se le impregnaba en la elaboración de las cosas en el pasado.

El floreciente bienestar económico de épocas antiguas, trajo consigo el desarrollo cultural, el gusto por los objetos bellos y de buena calidad, objetos que las nuevas poblaciones se podían permitir. Para satisfacer esa creciente y exigente demanda, surgieron artesanos de todo tipo, que elaboraban productos con excelentes materiales y terminaciones. Con el paso del tiempo surgirían diseñadores y estilistas que continuarían a trabajar de la mano de los artesanos, dejando a su paso un archivo histórico de objetos preciados, que posteriormente se convertirían en objetos de culto.

Hoy en día, los objetos que han marcado un punto en la historia del diseño, por su valor estético, atención al detalle, particularidad, calidad, originalidad, que fueron elaboradas hace 20 años o mas, específicamente entre el 1900 y 1990, vienen consideradas vintage.

La palabra vintage proviene del francés vendege (vendemia), que se usaba para referirse a vinos de alto prestigio y con cierta antigüedad; se traslada a otros objetos en el mundo de la moda, la automovilística, muebles, música etc. Siempre y cuando cumplan con los requisitos que la palabra conlleva.

Entorno al vintage se mueven muchas realidades de emprendimiento en todo el mundo, como mercaditos, tiendas físicas y en línea, fiestas de intercambio de productos, exhibiciones, y poco a poco la comunidad ávida de estos artículos ha ido creciendo. Todo el interés que se ha ido generando alrededor de estos objetos, es debido a la falta de originalidad de muchas casas de diseño de muebles, moda, industria discográficas etc.   Porque son ecológicas,  y a la nostalgia.

Comprar un objeto vintage es una experiencia desde el momento que entras a una tienda especializada o visitas algún mercadito, tu mente se activa y vuela para sumergirte en un viaje al pasado, te enciende las emociones al encontrar piezas únicas y de belleza sin tiempo; con ellas le agregaras este toque de originalidad a tu atuendo o  a tu casa; estarás dejando de comprar algo nuevo, pero de calidad inferior que lo mas seguro terminara en la basura en poco tiempo, en cambio le estarás dando una nueva vida a una pieza antigua, pero de mejor calidad;  contribuyendo al mismo tiempo en ayudar  al  medio ambiente.

Todo fluye, se transforma, nada permanece estático, decía el filosofo griego Heráclito, así las modas, los diseños, los gustos; pero hay ciertas cosas que logran permanecer y trascender la barrera del tiempo, las cosas a las que sus creadores le otorgaron alma, aquellas que fueron y continúan a ser únicas, las que cuesta deshacerse de ellas y se revenden cual pieza de arte, las que inspiran a los creativos actuales, las que no agredían   salvajemente el ambiente ya que tenían una excelente calidad, no se elaboraban masivamente y  no terminaban a breve como desecho; las que vuelven a nuestro tiempo a echarle una mano al planeta.

i.jpeg

30c67f5a751fa674ab12bea61c41a31cc75.jpg

40a.jpg

50 s.jpg

60s hqdefault.jpg

70 802a958c663050ff1604dce1f77bde1f.jpg

 

80s.jpeg

 

shoulderpads450

versace-feature-image-kate-moss-1994-e1516229179349.jpg

 

 

 

 

Anuncios
Moda

Punto Focal en el Vestuario: En verano, deja que el protagonista sea el Turbante

Por Noemi A. Marrero D.

Cuando llega el verano, una pieza esencial para llevar en ciudad y que absolutamente no podemos dejar si nos vamos de vacaciones a la playa, es el Turbante.

Nos remontan a culturas lejanas, llevan impregnados los olores, colores del oriente y del Africa, cuentan varias historias, como aquellas de las castas de los pueblos Arabes en donde sus hombres a través de su uso indicaban su rango en la sociedad. Hablan de los pueblos beduinos, cuya casa  es el inmenso desierto en donde siempre castiga el sol; de las tribus africanas en donde las mujeres con el uso de sus vistosos gele (turbantes), indican que están por asistir a un evento especial; de grupos de la india que los usan para indicar la posición social que ocupan, según la forma del turbante que utilicen, o el respeto a la religión que profesan ( el caso de los Sij); y mas recientemente, la rama de creyentes “Bobo Shanti” ( fundada en los años 50 en Jamaica), del movimiento rastafari.

Se sabe que el origen del turbante es milenario, pero los primeros documentos en donde se habla del mismo, datan del siglo XIV, durante la invasión árabe en España.

Los turbantes “contaminaron” el occidente y llegaron al armario femenino en la segunda mitad del siglo XVII, alcanzando su ápice en los años 20 y 30, en donde fueron grandemente adoptados por las mujeres de la alta sociedad y las actrices de cine. Greta Garbo, en una escena del film de los años 30 “Un velo pintado” dijo:

” Es una tela frágil que cubre la verdad de la vida”

Este es un accesorio exótico y de indiscutible elegancia, el mismo viene propuesto de manera repetitiva en varias pasarelas, en diferentes formas, telas y tonalidades. Los puedes encontrar con diseños particulares y tejidos de optima calidad de antaño,  en el armario de tu mama o abuela, o en algún negocio de segunda mano o vintage. En occidente es utilizado por una pequeña minoría, sobre todo aquella poseedora de una fuerte personalidad y gran sentido de la estética. Puede ser utilizado para andar al mar, de forma casual mezclándolo con elementos modernos, para una gran gala con telas mas llamativas, en fin es un accesorio que nació para ser protagonista, ayudando a quien lo usa a no pasar desapercibido.

images-1.jpeg 

11407153_420513211406591_1305252561139731387_n 33113Hair9444Web

551000_3098792369365_1472238454_nScarf-Hair14Scarf-Hair11
10620576_10152673342207460_7656063158204804589_n Scarf-Hair3

eva-mendes-turbante-e1373294113944 Scarf-Hair5

Fuente de imágenes: Gala Magazine, black girls killing it, refinery29, byrdie, drop dead gorgeous daily, the beauty model, princesse foulard, karen walker, pinterest, Thesartorealist

Estilos de Vida, Moda

El camino hacia un armario sostenible

Por Noemi Marrero D.

Sostenibilidad,  una palabra que parece estar de moda, pero que  no todo el mundo sabe lo que significa y representa realmente, falta mucha información y educación para que la población mundial adopte esta palabra y la haga suya como filosofía o  estilo de vida. Muchos no saben que tiene que ver con satisfacer las necesidades población mundial actual, sin sacrificar las venideras, con justicia social, respeto de los trabajadores lo que se traduce en salarios justos y un ambiente de trabajo favorable, respeto al medio ambiente, de los animales, provocar un impacto positivo, duradero en la sociedad, lograr un equilibrio entre el sector social, economico y politico que sirva a garantizar la vida de generaciones futuras.

Las practicas sostenibles individuales son como el paladar, se van educando poco a poco y requiere de un proceso,  de pequeños pasos, pero sobre todo de la práctica, de tomar conciencia de tus hábitos de compra, estilo de vida, lo que comes, lo que descartas, lo que usas, con que frecuencia,  el respeto hacia el medio ambiente y los animales,  en fin en que modo consumes y como te comportas.

Nuestros  hábitos de consumo actuales los podría resumir en dos palabras inconscientes y excesivos, los cuales representan en la actualidad un serio problema  en donde está en juego nuestro futuro y de todos los seres vivos que habitan en este planeta.

Una de las industrias más insostenibles y que está causando serios problemas en la actualidad, es la industria de la moda,  y sobre todo la fast fashion de la cual les hable en un articulo anterior ( Ver articulo Hablemos de slow fashion). Estudios indican que solo utilizamos el 40 % de lo que está en nuestro armario, y que el restante yace  allí por largo tiempo o termina en la basura.

El proceso para dejar a un lado la emoción momentánea que muchos probamos al comprar en continuacion no es fácil y se requiere tiempo, pero poco a poco con pequeñas acciones podemos empezar a tomar conciencia, pasar de la parte de los que aporta soluciones, dejar ser parte del problema y llegar a tener un closet  totalmente sostenible.

iStock_000024262498_Small-726x404.jpg

¿ Por dónde empezar?

 Relajense, no tienen que hacer una especie de detox  del armario, lo primero que tienen que saber es que botar todo lo que poseen  no sirve a nada y aumenta el problema (menos basura aportamos más sostenibles somos).

Revisa tu armario y saca todas las piezas que no usas,  no te gustan, estan en mal estado, o crees que ya no utilizaras y trata de darle una nueva vida, regala o vende las que esten en buen estado y las que no, trata reciclarlas o  conviértelas en algo más.

Puedes organizar fiestas de intercambio de ropa con tus amigas, en las cuales puedes conseguir piezas que necesitas sin necesidad de comprar y al mismo tiempo evitas  de botar a la basura algo que puede servir a alguien más.

Aprende a jugar con poco, no tienes que llenarte de cosas para expresarte a través de la moda, la clave esta en  tener buenas piezas en el armario con las cuales puedas divertirte combinandolas, tambien en pensar sobre todo en tus exigencias de la vida diaria y si tus necesidades de calzado y vestuario estan cubiertas e ir escribiendo lo que te hace falta, lo que te permitira evitar gastos inutiles.

 Si compras menos cantidad te puedes concentrar en la calidad, parece obvio pero muchas se llenan de piezas de mala calidad porque creen no se pueden permitir  comprar piezas con un precio mas elevado, piensan en el momento, pero si hacen dos calculos se daran cuenta que organizandose, reduciendo la frecuencia y la cantidad de lo que se compra, podrás permitirte adquirir piezas un poco mas caras,  pero que te duraran mas y no querrás deshacerte de ellas.

Se meticulosa con los materiales, lee la etiqueta, compra piezas que sean elaboradas con materiales de calidad, los cuales le aseguraran una larga vida a tu ropa, ayudaran a tu cuerpo a respirar mejor y por lo general se pueden reparar o alterar; observalas bien, no compres materiales acrilicos ni poliester, elige en cambio materiales como lana, algodon o el lino, siendo el lino el mas ecologico de todos, aparte segun mi punto de vista, creo que es el material mas hermoso y elegante que existe.

Si aun no lo has hecho, empieza a preguntarte quien y donde se hace lo que compras,  osea investiga donde son ensambladas, si vienen respetadas las normas medioambientales, si los trabajadores que las elaboran son pagados justamente y si el ambiente de trabajo es seguro y favorable.  Busca marcas sostenibles y eticas que se ajusten a tu presupuesto y necesidades.

Compra en mercados vintage y de  segunda mano, recuerda que lo que ya existe es lo mas sostenible, darle una segunda vida a todo lo ya fabricado es siempre la mejor opcion.

Cuida tu ropa, trata de utilizar detergentes que protejan el tejido y que no contengan sustancias que dañen tu salud y  del ambiente.

Utiliza el poder que tienes como consumidor y empuja con tus pequeños pasos al cambiamento de la industria de la moda, lo que compras cuenta y mucho. Cada vez que compras ayudas a desarrollar un determinado sector y contribuyes a la vida social; entonces, porque no contribuir a  desarrollar una industria mas sostenible, las pequeñas comunidades de artesanos, las cooperativas, las industrias eticas.

El cambio es un proceso lento, pero poco a poco y con practicas como estas contribuiras a mejorar tu vida, la de alguien mas y la de todos.

 

 

 

Cultura, Moda

Fascinación por el Amarillo

En la imaginación de muchos  poetas, compositores y pintores, el  amarillo es el símbolo de la felicidad. El pintor Holandés Vincent Van Gogh  lo adoptó grandemente  impregnando gran parte de su producción artística con dicho color,  pues  el amarillo representaba para el pintor, una paz inventada por y para él mismo, lo que ha hecho sostener a muchos que era su color favorito. El cantante argentino Gustavo Cerati, cuando se encontraba en el momento de mayor esplendor emocional, en  el cual irradiaba amor y estaba a punto de convertirse en padre, fue visitado por las musas que le dieron el nombre ” Amor Amarillo” a una  de sus canciones;  de igual forma Chris Martin, el líder de Cool Play, pintó de amarillo las letras de una canción- declaración de amor “Yellow”.

“Look at the stars,
Look how they shine for you,
And everything you do,
Yeah they were all yellow “

( Chris Martin, Cold Play).

“Mira las estrellas, Mira cómo brillan para ti, Y  todo lo que haces,Si , todas eran amarillas “

Nada de lo anteriormente descrito es fortuito, ya que al  amarillo viene asociada la sensación de claridad, así como también de energía, optimismo, alegría,  y la estimulación del intelecto. Exponerse en exceso a este color  puede tener un efecto perturbador e inquietante ( es conocido que los bebes lloran más  en una habitación pintada de amarillo).

En la moda, el amarillo es considerado el color del verano  y   este año, para la primavera-verano 2018 varios estilistas nos lo proponen en varias tonalidades,  dándonos la opción de elegir el que mejor se adapte a nuestro color de piel; si eres morena puedes elegir el amarillo que quieras, para las de piel mas clara preferiblemente amarillos pasteles.

Además de la sensación de bienestar  que nos otorga,  es un color  que ilumina  y por ende nos favorece,  se presta para ser utilizado durante varias ocasiones del día,  es para las osadas y menos osadas,  es un color que emana vida, inspira, activa tu creatividad y puede ser utilizado como punto focal de tu vestuario.

e6d071f0d858e203370f0a24331d2595 00770h-945273_650x0 c1db661667f866bfa33e7c9b5575be50

Haute Couture017 Zuhair-Murad-640x640Haute Couture007-Giambattista-Valli-640x640

Haute Couture006-Vionnet-640x640Haute Couture010-Atelier-Versace-640x640

20140204_174419  lanvin-e-hm-abito-giallo

guttuso09

  giallo-per-lestate-2012

  Giambatista Valli: Front Row -  Paris Fashion Week Haute Couture F/W 2011/2012

Moda

El Factor Confort-Chic

  En repetidas ocasiones he escuchado a algún consejero de moda (experto o improvisado) decir que para verse elegante o chic se necesita sufrir un poco, ya que para ello hay que recurrir a los vertiginosos e incómodos tacones. Aclaro que no tengo nada en contra de estos y no estoy iniciando una especie de manifiesto liberatorio feminista ( ya que los encuentro bonitos y los uso cuando es necesario), lo que sí quiero es desmontar esta teoría que nos invita a sufrir sin darnos otra alternativa.

Cuando vives en una ciudad en donde es más fácil recorrerla en transporte público o a pie como Milán, en donde el centro histórico esta lleno de adoquines incómodos que ponen en peligro la vida útil de tus zapatos de tacón, es factible buscar otras alternativas.  Soy de la idea que hay que tratar de alcanzar un estilo que sea un reflejo de la propia personalidad, liberarse de las cadenas que imponen las tendencias y tomarlas tan solo como una guía para refrescar nuestro estilo sin llevarlas tal cual como nos las presentan.

Las famosas reglas o códigos de vestimenta hoy en día se han ido desmontando una a una, algo impensable como combinar un vestido de gran gala con un zapato deportivo o sandalias hoy es más que permitido, ya que varias casas de moda ( entre ellas Chanel) lo han propuesto en sus últimas pasarelas; pero antes de Chanel y todas las firmas que ahora nos dan “el pasaporte” para romper las reglas establecidas por ellos mismos, muchas mujeres alrededor del mundo desde hace tiempo que las han roto, combinando con gran gracia, elegancia, zapatos deportivos, bailarinas, sandalias, con todo tipo de vestuario.

Es por ello que insisto, que hay que aspirar a alcanzar el propio estilo, aquel con el que te sientas bien contigo misma, que vaya acorde a tu figura, que se ajuste a tus necesidades practicas del día día, al propio confort y a la propia personalidad.

 

ImagenImagenImagen infradito018-Tilda-Swinton-IPA_MGTHUMB-BIG

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Fuente de imagenes: Iodonna.it, thesartorealist.com, vogue.it

De Bohemios y otros inconformes, Estilos de Vida, Moda

Hablemos de “Slow Fashion”

Por Noemi Marrero D.

Sábado por la tarde, día de ocio, no tienes nada que hacer y se te ocurre ir a mirar tiendas,  para caminar, pasar el rato, en fin hacer la llamada “ Windows shopping” ósea, mirar vitrinas; de repente, ves que un negocio ha puesto un cartel con descuentos que te invitan a entrar, y una vez dentro notas que en exposición hay un montón de piezas súper económicas, y otras a menos de la mitad de su precio original. Impulsivamente te llenas las manos, te las pruebas y terminas comprándolo todo, porque piensas que estas aprovechando una oportunidad, una ocasión irrepetible, porque un pequeño desliz te lo puedes permitir de vez en cuando, total no afectas a nadie, piensas. Una vez en tu casa, conforme van pasando los días, de todo lo que compraste terminas usando una o dos prendas, las otras tantas terminaran en un rincón del armario, olvidando incluso su existencia, hasta el momento que te las encuentras por casualidad, incluso piensas que estas llegaron ahi solas, o que alguien las puso allí por ti, para finalmente preguntarte que diablos estabas pensando cuando decidiste comprar esa cosa tan horrible y de tan mala calidad que nunca usaras, hasta que decides botarlas a la basura, porque total, no costaron casi nada, o al menos así lo crees tu.

Los CONSUMIDORES, atraídos por la idea de lo “barato” compran cantidades impresionantes de artículos que no necesitan, en la mayoría de los casos están convencidos de que con sus hábitos de consumo no están afectando a nadie (ni a ellos mismos). Creen que están aprovechando una ocasión, que sus compras son inofensivas, porque van guiados por la emoción del momento, y porque ignoran toda la cadena de producción que hay detrás, como por ejemplo, de algo tan simple como una camiseta, por la que a lo mejor pagaron menos de 10 Euros.

Ciclovidacamiseta-11.jpg

El consumidor actual, en su mayoría ignora y no se preocupa de buscar información acerca de lo que hay detrás del producto que compra, ósea, a lo mejor conoce la proveniencia ya que la misma esta indicada en la etiqueta, pero desconoce todo lo demás. No sabe por ejemplo, que los precios excesivamente bajos que proponen las tiendas “ Low cost o fast fashion”, derivan de la explotación, la violación de todos los derechos fundamentales de los trabajadores que elaboran las piezas de vestir.

La industria de la moda rápida además, produce grandes daños al medio ambiente, ya que el comprador debido al bajo precio, generalmente no conserva las prendas de vestir por un largo periodo, mas bien las usan como si fuera un material desechable y en poco tiempo las mismas vienen tiradas a la basura. Las industrias de “low fashion”, generalmente producen en países de tercer mundo, en donde por lo general no vienen respetadas leyes internacionales en materia ambiental, en India y Bangladesh por ejemplo, hay zonas que son recorridas por ríos multicolores, colores que derivan de los pigmentos que son utilizados en la producción textil, haciendo que el agua no sea apta para el consumo humano.Unknown-1.jpeg

¿ Que hacer?

Lo primero es que hay que deshacerse de la idea de que esta moda es barata, porque no lo es, lo que estas dejando de pagar como consumidor, se lo estas quitando a una persona con fuertes necesidades económicas (ósea el trabajador) y además estas contribuyendo a que este se enferme o muera en un accidente laboral. Lo que no estas pagando, se lo estas quitando en años de vida a la tierra y a las futuras generaciones por venir.

Cambia mentalidad y conviértete en un consumidor responsable, antes de comprar piensa si lo necesitas realmente,  observa la calidad del producto, si lo vas a utilizar muchas veces, si realmente te gusta,  no compres por emoción, las compras emotivas no solo afectaran a largo plazo tu economía, sino que estarás afectado la vida de alguien mas.

Además de satisfacer una necesidad real (una vez analizado si realmente lo necesitas), piensa e infórmate si con tu compra estas colaborando con los procesos que la han realizado, mejor dicho, si tu compra mejora la vida socioeconómica de los trabajadores que la elaboran, si la mano de obra viene pagada justamente, si para la elaboración de la misma fueron respetados todos los principios ambientales.

Screen-Shot-2017-05-28-at-18.24.52.pngAdemás del valor monetario, analiza el valor social y ambiental.  Hay etiquetas que te podrían ayudar en tu compra responsable, en el mercado encuentras: aquellas que indican si la mano de obra utilizada fue pagada justamente (Fair trade),  si fueron elaboradas a mano ( Hand Made),  si fueron elaboradas por artesanos (artisan), si se respetaron las normas ecológicas (eco-friendly), sino se utilizaron pesticidas en la  siembra de la materia prima (Organic), si  fue elaborada con  materiales reciclados             (Recycled). Reduce, Reutiliza, Repara , Recicla. Infórmate y Piensa antes de comprar.

 

Cultura, Moda

Pantalones Culotte

 Culottes es una palabra de origen francés que ha sido adoptada por varios idiomas para referirse a una prenda que se usa siempre por debajo de la cintura. Esta prenda en su origen era llevada por los hombres de la nobleza, en la época medieval y luego fue incorporada como parte del uniforme militar. Más tarde en la época victoriana se empezó a usar el término Jum-culottes para referirse a las faldas que llegaban hasta el tobillo, que eran divididas en dos partes para que la mujeres montaran a caballo con más facilidad. Sucesivamente la misma, sufrió otras transformaciones a fin otorgarle más estética y libertad a las mujeres mientras trabajaban en el jardín, hacían limpieza, iban en bicicleta o a caballo.

Esta pieza de orígenes tan antiguos fue desempolvada por los diseñadores de nuestros tiempos, agregándole un toque de modernidad, pero conservando casi intacta su línea estética original. Ahora tendremos la oportunidad de llevar una prenda práctica, elegante, con cierto aire de romanticismo y ambigüedad; al mismo tiempo conocer una vestimenta histórica que en cierta medida forma parte de los primeros pasos hacia la emancipación femenina.

 

15135914_10154781219062460_2755212717598185643_n.jpgmode

13689768424_da122d9747_b

emporio-armani-rs14-0099-p-v-14

la-proposta-di-emporio-armani

modello-giacca-pantaloni-armani

pantalone-culotte-bianco pantalone-culotte-grigio pantalones

zara-culotte-look