Expo Milán 2015 : 184 días después.

    Muchas veces cuando visitamos ciertos lugares, nos llevamos una impresión aproximada de lo que son en realidad, perdiéndonos por lo general de conocer la verdadera cara, los tras bastidores, llevándonos una idea superficial de los mismos.

      Visitar una exposición universal, nunca será tan enriquecedor como trabajar dentro de la misma. El visitador, al igual que un turista, tiene a disposición poco tiempo, por lo que anda de prisa, obviando detalles y particularidades, tomando y llevándose consigo lo que el otro quiere mostrar, pero perdiéndose generalmente la mejor parte.

     Por los misterios que nunca enteremos de la vida, tuve la oportunidad de colaborar en la recientemente pasada Expo Milán 2015, la cual había visitado previamente como una espectadora, sin imaginarme en aquel momento que  luego entraria a formar parte del equipo que se encontraba representando mi país.

       Mucha gente tiene una idea errada de lo que es una exposición universal, confundiéndola por lo general con una común feria. Una exposición universal se celebra cada 5 años, el país anfitrión plantea un tema (que varia en cada edición) con el cual cada participante debe trabajar, llevando una propuesta, posibles soluciones o respuestas, en caso que se plantee una problemática, como en la pasada Expo Milán 2015, en la que se planteo el tema de como cubrir las futuras necesidades alimentarias en el mundo.

       El visitador de una exposición universal viene atraído por el ‘viaje virtual’ alrededor del mundo, ya que de una manera u otra, entra en contacto con diferentes culturas, lenguas; todo ello, sin tomar en cuenta el poco tiempo a disposición, las largas filas para entrar en cada pabellón (8 horas tan solo para el de Japón) y las largas caminatas que deben hacer ( la expo de Milán tenia 1.1 millones de metros cuadrados).

     En cambio ‘’estar dentro de la expo’’ como parte de un equipo, es otra experiencia. Cuando colaboras y trabajas dentro de un pabellón dentro de una exposición universal, vives en primera persona, toda la organización que hay detrás de un evento de tal magnitud, tienes las oportunidad de conocer  mas de cerca las diferentes culturas que allí de una u otra forma se interrelacionan, tienes acceso a una serie de eventos privados, en donde puedes conocer mas a fondo cada cultura, intercambiar ideas y profundizar acerca de las mismas.

     El todo, en un lapso de 6 meses, en donde cada uno de los países participantes, organiza una serie de eventos con el fin de promoverse y afianzar lazos con los demás países participantes.

       En el ir y venir de eventos, te encuentras con personas, a las cuales te vas acostumbrando, formando poco a poco lazos de hermandad y simpatía. Sin moverte de lugar, puedes escuchar la música de Chopin, interpretada por la orquesta de Varsovia, Polonia, al lado del primer ministro de ese país; bailar samba y beber la Caipiriña con los representantes de Brasil; conocer bailes y canciones de un pequeño país perteneciente a la ex Unión Soviética, llamado Bielorrusia; celebrar el jubileo de la Reina Isabel II, junto a los ingleses en una colmena virtual; ver la historia de la Polonia en un genial documental animado; comer un rico asado juntos a los argentinos, disfrutando de un sensual baile de tango; escuchar la música caribeña y fumarte un puro acompañado de un buen ron, en un patio encantado; conocer gente de una pequeña isla del pacifico llamada Samoa; ver un concierto del cantante uruguayo, ganador del premio Oscar, Jorge Drexler; en fin, dar la vuelta al mundo sin moverte de ciudad.

       Después de 184 días ininterrumpidos, con mas de 200,000 visitadores diarios (se estima 21 millones en total), 131 países que desfilaron, mostraron parte de la propia cultura e hicieron sentir a lo largo del decumano su propio ritmo, tan solo queda desolación y un silencio sepulcral, silencio que trae a mi memoria una frase de aquel famoso poema de Machado, ‘todo pasa y todo queda’’. En mi quedan las memorias de la gran experiencia, ¿a caso de eso mas o menos no es que se trata la vida?.

 DSCN1080

DSCN1079

20150820_190735 20150820_191108 20150907_154358 20150908_155950 20150909_204019 20150825_201242 20150909_204003 20150914_201125 20151018_211409 20151024_163518 20151001_210018 20151001_205513 20151018_211619 20151024_150035 20151024_163456 DSCN1042 DSCN1050 DSCN1053 20151024_170212 DSCN1101 20151031_175244 DSCN1104 DSCN1108 DSCN1114 DSCN1117 DSCN1118 DSCN1115 DSCN1122 DSCN1147 DSCN1130 DSCN1134 DSCN1004 DSCN1006 DSCN1007 DSCN1013 DSCN1024 20150913_205642 20150913_230241 3218917_MGZOOM 20151008_173513-1 20151024_171755 20151005_201418 20150928_200927 20150928_211922 20150921_200330

12189680_10204883803126940_2466102083943104904_n