Expo Milán 2015 : 184 días después.

    Muchas veces cuando visitamos ciertos lugares, nos llevamos una impresión aproximada de lo que son en realidad, perdiéndonos por lo general de conocer la verdadera cara, los tras bastidores, llevándonos una idea superficial de los mismos.

      Visitar una exposición universal, nunca será tan enriquecedor como trabajar dentro de la misma. El visitador, al igual que un turista, tiene a disposición poco tiempo, por lo que anda de prisa, obviando detalles y particularidades, tomando y llevándose consigo lo que el otro quiere mostrar, pero perdiéndose generalmente la mejor parte.

     Por los misterios que nunca enteremos de la vida, tuve la oportunidad de colaborar en la recientemente pasada Expo Milán 2015, la cual había visitado previamente como una espectadora, sin imaginarme en aquel momento que  luego entraria a formar parte del equipo que se encontraba representando mi país.

       Mucha gente tiene una idea errada de lo que es una exposición universal, confundiéndola por lo general con una común feria. Una exposición universal se celebra cada 5 años, el país anfitrión plantea un tema (que varia en cada edición) con el cual cada participante debe trabajar, llevando una propuesta, posibles soluciones o respuestas, en caso que se plantee una problemática, como en la pasada Expo Milán 2015, en la que se planteo el tema de como cubrir las futuras necesidades alimentarias en el mundo.

       El visitador de una exposición universal viene atraído por el ‘viaje virtual’ alrededor del mundo, ya que de una manera u otra, entra en contacto con diferentes culturas, lenguas; todo ello, sin tomar en cuenta el poco tiempo a disposición, las largas filas para entrar en cada pabellón (8 horas tan solo para el de Japón) y las largas caminatas que deben hacer ( la expo de Milán tenia 1.1 millones de metros cuadrados).

     En cambio ‘’estar dentro de la expo’’ como parte de un equipo, es otra experiencia. Cuando colaboras y trabajas dentro de un pabellón dentro de una exposición universal, vives en primera persona, toda la organización que hay detrás de un evento de tal magnitud, tienes las oportunidad de conocer  mas de cerca las diferentes culturas que allí de una u otra forma se interrelacionan, tienes acceso a una serie de eventos privados, en donde puedes conocer mas a fondo cada cultura, intercambiar ideas y profundizar acerca de las mismas.

     El todo, en un lapso de 6 meses, en donde cada uno de los países participantes, organiza una serie de eventos con el fin de promoverse y afianzar lazos con los demás países participantes.

       En el ir y venir de eventos, te encuentras con personas, a las cuales te vas acostumbrando, formando poco a poco lazos de hermandad y simpatía. Sin moverte de lugar, puedes escuchar la música de Chopin, interpretada por la orquesta de Varsovia, Polonia, al lado del primer ministro de ese país; bailar samba y beber la Caipiriña con los representantes de Brasil; conocer bailes y canciones de un pequeño país perteneciente a la ex Unión Soviética, llamado Bielorrusia; celebrar el jubileo de la Reina Isabel II, junto a los ingleses en una colmena virtual; ver la historia de la Polonia en un genial documental animado; comer un rico asado juntos a los argentinos, disfrutando de un sensual baile de tango; escuchar la música caribeña y fumarte un puro acompañado de un buen ron, en un patio encantado; conocer gente de una pequeña isla del pacifico llamada Samoa; ver un concierto del cantante uruguayo, ganador del premio Oscar, Jorge Drexler; en fin, dar la vuelta al mundo sin moverte de ciudad.

       Después de 184 días ininterrumpidos, con mas de 200,000 visitadores diarios (se estima 21 millones en total), 131 países que desfilaron, mostraron parte de la propia cultura e hicieron sentir a lo largo del decumano su propio ritmo, tan solo queda desolación y un silencio sepulcral, silencio que trae a mi memoria una frase de aquel famoso poema de Machado, ‘todo pasa y todo queda’’. En mi quedan las memorias de la gran experiencia, ¿a caso de eso mas o menos no es que se trata la vida?.

 DSCN1080

DSCN1079

20150820_190735 20150820_191108 20150907_154358 20150908_155950 20150909_204019 20150825_201242 20150909_204003 20150914_201125 20151018_211409 20151024_163518 20151001_210018 20151001_205513 20151018_211619 20151024_150035 20151024_163456 DSCN1042 DSCN1050 DSCN1053 20151024_170212 DSCN1101 20151031_175244 DSCN1104 DSCN1108 DSCN1114 DSCN1117 DSCN1118 DSCN1115 DSCN1122 DSCN1147 DSCN1130 DSCN1134 DSCN1004 DSCN1006 DSCN1007 DSCN1013 DSCN1024 20150913_205642 20150913_230241 3218917_MGZOOM 20151008_173513-1 20151024_171755 20151005_201418 20150928_200927 20150928_211922 20150921_200330

12189680_10204883803126940_2466102083943104904_n

Milán: Palazzo Clerici.

A pocos pasos del mítico Teatro della Scala, en la estrecha y escondida ‘’Via Clerici’’      ( Calle Clerici) se encuentra el homónimo Palazzo Clerici ( Palacio Clerici).

 Desde hace tiempo que escuchaba hablar de este lugar  y quería hacer una visita,  ya que forma y cuenta parte de la historia de Milán y en cierta medida de la idiosincrasia del milanés.

Los Clerici, eran una familia de comerciantes de seda y sucesivamente se convirtieron en banqueros. Estos eran originarios de la ciudad de Como,  la cual pertenece a  la provincia de Milán . Esta familia, en un breve periodo de tiempo, acumuló un inmenso patrimonio. En el 1613 Los Clerici se transfirieron a Milán, donde aumentaron sus negocios y fortuna, lo que les permitió acceder a influyentes cargos públicos, para luego acceder  a un titulo dentro la nobleza milanesa.

 A mediados del siglo XVII la familia adquirió la propiedad, en la cual invirtieron grandes sumas para la restauración, decoración interior, en pinturas y frescos de los más importantes y famosos pintores de la época, convirtiéndose en una de las mansiones mas lujosas y fastuosas del siglo XVIII.

Hay muchas curiosidades sobre este Palacio, de las cuales me gustaría destacar las siguientes:

– Dentro del palacio se encuentra una sala de frescos, pintada en el 1770 por el  famoso pintor veneciano Giambattista (Giovanni Battista) Tiepolo.

-Los últimos sucesores de la familia se endeudaron en la adquisición de obras de arte y frescos, dejándolos prácticamente en la bancarrota, obligándolos a alquilar el palacio, a Ferdinando de Austria y a su esposa Beatrice d’Este.

-En 1778, después de la mudanza de los nobles Austriacos, el palacio fue dividido y alquilado por secciones.

-En 1813 el palacio fue vendido al gobierno napoleónico del Reino de Italia, convirtiéndose en la sede de la Corte de Apelación en el 1862. Sucesivamente en 1942, pasó a ser propiedad del Ispi ( instituto para el estudio de las políticas internacionales), quienes conservan la propiedad hasta el día de hoy.

Es posible reservar por teléfono o correo electrónico una visita guiada gratuita dentro de las principales salas del palacio abiertas al publico, dentro de las cuales se encuentra aquella cubierta de los frescos del pintor Giambatista Tiepolo.

Info y reservaciones: 02 86 93 053 – ispi.eventi@ispionline.it

20150320_141648 20150320_142551 20150320_14171620150320_141823    20150320_142105 20150320_142406

     20150320_142418 20150320_142432

    20150320_142537 20150320_142551 20150320_142642

20150320_142905 20150320_142940  20150320_143140 Milano_-_Palazzo_Clerici_-_Facciata 20150320_143513

Milan design week 2014: La fiesta del Diseño de Milán.

                  Imagen

En  la Milán Design Week  recién finalizada, tuvimos la oportunidad de ver un adelanto de las nuevas propuestas del mundo del diseño de muebles e interiores.

 El Salón del Mueble ( Salone del Mobile) es  una institución en la ciudad de Milán y el Mundo, nace en el 1961, y si en principio se exponían diseños en preponderancia Italianos, el mismo se ha convertido en un  punto de referencia para todo aquel que quiera dar a conocer  o promocionar sus diseños.

El ” Salone del Mobile”, es un evento en donde las industrias productoras de muebles y materiales para el diseño interior (que se lleva a cabo en la feria de Rho) proponen sus nuevas colecciones, y en ” Fuori Salone” que se distribuye entre Brera, Lambrate y Tortona,  y las cinco calles donde prevalecen los negocios dedicados a  la venta de artículos y muebles para el interior de la casa (llamada también distrito o zona del diseño), se pueden apreciar varias propuestas, sobre todo  de  diseñadores emergentes; ambos eventos se llevan a cabo en concomitancia  en polos diferentes de la ciudad.

Durante toda una semana Milán se convierte literalmente en un placentero caos, ya que viene tomada por asalto por los Milaneses y por personas provenientes de varios puntos del país y del mundo. En este evento se mezclan compradores, diseñadores y el publico que tan solo va en busca de  inspiración para organizar el diseño interior de su propia casa.

Para la ocasión vienen organizadas conferencias, fiestas, cocktails (algunos con invitación que viene indicado dentro de las guías del evento, distribuidas gratuitamente),  acciones performáticas callejeras, conciertos, los museos institucionales son gratis, en fin, la semana del diseño del mueble e interior de Milán es El Evento (mas que cualquier otro que aquí se lleva a cabo), porque involucra a todos sin ser  excluyente  (como el de la moda), porque  se mezcla con la ciudad haciendo sentir al visitante y el que aquí vive, de una u otra forma parte del mismo.

 Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Milán: Corso Como

Milan: Corso Como

       Cuando llegue a Milán hace cinco años, la primera palabra que me vino a la mente fue ecléctica, y Corso Como es un vivo ejemplo del porque; aquí convergen el nuevo y el viejo en una forma armoniosa; aunque de repente te puede dar la impresión que la nueva torre de Unicredit, que se encuentra en el complejo de “Porta Nuova”, a los pies de esta calle, y que fue recientemente inaugurada (2012), quisiera imponerse al viejo y demostrar su supremacía, no es así,  esta,  de una manera increíble, se adecua  al entorno arquitectónico de los ochocientos, como  un vecino que llega de tierras lejanas y  tiene que integrarse a lo ya establecido. En esta calle en el numero 10 se encuentra la famosa Galería Carla Sossani, y mas adelante, la plaza XXV Aprile, donde se encontraba el histórico e importante Teatro Smeraldo (Cerrado): en el edificio donde este se encontraba se inaugurara en el 2014 la nueva cede de Eatitaly, y de frente a dicho edificio  “Porta Garibaldi” (Puerta Garibaldi una de las seis puertas históricas  rodean Milán); siguiendo dicha puerta, la calle se une a Corso Giuseppe Garibaldi, formando un gran paseo peatonal hasta la zona San Marco, llevándote a las cercanías de Brera.

Lo que la da un particular encanto a esta calle, es el hecho de ser peatonal, lo que te permite caminar, sin el rumor de los carros; allí te puedes relajar con el simple hecho de ver las vitrinas de sus hermosas y particulares tiendas, sentarte a beber un café en uno de sus bares, o darte un vuelta en la noche a ver la vida nocturna que allí tiene luga, hacer el tradicional aperitivo Milanes ( que consiste en beber y picar al mismo tiempo) o cenar en uno de sus restaurantes; y sin moverte de allí, esperar unas horas mas tarde y entregarte a la noche en una sus discotecas (Hollywood Milano, Loolapaloosa, Executive Lounge Milano,Shocking Club), famosas tanto a nivel nacional como internacional. Corso Como es una de las calles mas famosas para la llamada “Milano da bere”, y yo agrego, definitivamente de ver.

Milán (Parte I)

Milan Parte I

La Galería Vittorio Emanuele II 

Es un pasaje que conecta la plaza de la Scala con la Plaza del Duomo, Vía Silvio Pellico y Via Ugo Foscolo. Fue diseñada por el arquitecto Giuseppe Mengoni y realizada en el 1865 en un estilo ecléctico, con grotescas cariátides, pilastras y lunetas típicas en Milán en la segunda mitad del siglo XIX.

En la galería existen números negocios de marcas prestigiosas, así como también famosos cafés y restaurantes. Es considerada junto a Vía Montenapoleone y Vía de la Spiga, uno de los centros mas importantes para las compras de lujo en Milán. Allí tienen lugar varias manifestaciones artísticas y culturales, organizadas por el ayuntamiento, dentro de las cuales están desfiles de modas, representaciones artísticas, etc; por lo que, si estas de paso por Milano no puedes dejar de visitar esta hermosa obra arquitectónica.