El camino hacia un armario sostenible

Por Noemi Marrero D.

Sostenibilidad,  una palabra que parece estar de moda, pero que  no todo el mundo sabe lo que significa y representa realmente, falta mucha información y educación para que la población mundial adopte esta palabra y la haga suya como filosofía o  estilo de vida. Muchos no saben que tiene que ver con satisfacer las necesidades población mundial actual, sin sacrificar las venideras, con justicia social, respeto de los trabajadores lo que se traduce en salarios justos y un ambiente de trabajo favorable, respeto al medio ambiente, de los animales, provocar un impacto positivo, duradero en la sociedad, lograr un equilibrio entre el sector social, economico y politico que sirva a garantizar la vida de generaciones futuras.

Las practicas sostenibles individuales son como el paladar, se van educando poco a poco y requiere de un proceso,  de pequeños pasos, pero sobre todo de la práctica, de tomar conciencia de tus hábitos de compra, estilo de vida, lo que comes, lo que descartas, lo que usas, con que frecuencia,  el respeto hacia el medio ambiente y los animales,  en fin en que modo consumes y como te comportas.

Nuestros  hábitos de consumo actuales los podría resumir en dos palabras inconscientes y excesivos, los cuales representan en la actualidad un serio problema  en donde está en juego nuestro futuro y de todos los seres vivos que habitan en este planeta.

Una de las industrias más insostenibles y que está causando serios problemas en la actualidad, es la industria de la moda,  y sobre todo la fast fashion de la cual les hable en un articulo anterior ( Ver articulo Hablemos de slow fashion). Estudios indican que solo utilizamos el 40 % de lo que está en nuestro armario, y que el restante yace  allí por largo tiempo o termina en la basura.

El proceso para dejar a un lado la emoción momentánea que muchos probamos al comprar en continuacion no es fácil y se requiere tiempo, pero poco a poco con pequeñas acciones podemos empezar a tomar conciencia, pasar de la parte de los que aporta soluciones, dejar ser parte del problema y llegar a tener un closet  totalmente sostenible.

iStock_000024262498_Small-726x404.jpg

¿ Por dónde empezar?

 Relajense, no tienen que hacer una especie de detox  del armario, lo primero que tienen que saber es que botar todo lo que poseen  no sirve a nada y aumenta el problema (menos basura aportamos más sostenibles somos).

Revisa tu armario y saca todas las piezas que no usas,  no te gustan, estan en mal estado, o crees que ya no utilizaras y trata de darle una nueva vida, regala o vende las que esten en buen estado y las que no, trata reciclarlas o  conviértelas en algo más.

Puedes organizar fiestas de intercambio de ropa con tus amigas, en las cuales puedes conseguir piezas que necesitas sin necesidad de comprar y al mismo tiempo evitas  de botar a la basura algo que puede servir a alguien más.

Aprende a jugar con poco, no tienes que llenarte de cosas para expresarte a través de la moda, la clave esta en  tener buenas piezas en el armario con las cuales puedas divertirte combinandolas, tambien en pensar sobre todo en tus exigencias de la vida diaria y si tus necesidades de calzado y vestuario estan cubiertas e ir escribiendo lo que te hace falta, lo que te permitira evitar gastos inutiles.

 Si compras menos cantidad te puedes concentrar en la calidad, parece obvio pero muchas se llenan de piezas de mala calidad porque creen no se pueden permitir  comprar piezas con un precio mas elevado, piensan en el momento, pero si hacen dos calculos se daran cuenta que organizandose, reduciendo la frecuencia y la cantidad de lo que se compra, podrás permitirte adquirir piezas un poco mas caras,  pero que te duraran mas y no querrás deshacerte de ellas.

Se meticulosa con los materiales, lee la etiqueta, compra piezas que sean elaboradas con materiales de calidad, los cuales le aseguraran una larga vida a tu ropa, ayudaran a tu cuerpo a respirar mejor y por lo general se pueden reparar o alterar; observalas bien, no compres materiales acrilicos ni poliester, elige en cambio materiales como lana, algodon o el lino, siendo el lino el mas ecologico de todos, aparte segun mi punto de vista, creo que es el material mas hermoso y elegante que existe.

Si aun no lo has hecho, empieza a preguntarte quien y donde se hace lo que compras,  osea investiga donde son ensambladas, si vienen respetadas las normas medioambientales, si los trabajadores que las elaboran son pagados justamente y si el ambiente de trabajo es seguro y favorable.  Busca marcas sostenibles y eticas que se ajusten a tu presupuesto y necesidades.

Compra en mercados vintage y de  segunda mano, recuerda que lo que ya existe es lo mas sostenible, darle una segunda vida a todo lo ya fabricado es siempre la mejor opcion.

Cuida tu ropa, trata de utilizar detergentes que protejan el tejido y que no contengan sustancias que dañen tu salud y  del ambiente.

Utiliza el poder que tienes como consumidor y empuja con tus pequeños pasos al cambiamento de la industria de la moda, lo que compras cuenta y mucho. Cada vez que compras ayudas a desarrollar un determinado sector y contribuyes a la vida social; entonces, porque no contribuir a  desarrollar una industria mas sostenible, las pequeñas comunidades de artesanos, las cooperativas, las industrias eticas.

El cambio es un proceso lento, pero poco a poco y con practicas como estas contribuiras a mejorar tu vida, la de alguien mas y la de todos.

 

 

 

Anuncios

Hablemos de “Slow Fashion”

Por Noemi Marrero D.

Sábado por la tarde, día de ocio, no tienes nada que hacer y se te ocurre ir a mirar tiendas,  para caminar, pasar el rato, en fin hacer la llamada “ Windows shopping” ósea, mirar vitrinas; de repente, ves que un negocio ha puesto un cartel con descuentos que te invitan a entrar, y una vez dentro notas que en exposición hay un montón de piezas súper económicas, y otras a menos de la mitad de su precio original. Impulsivamente te llenas las manos, te las pruebas y terminas comprándolo todo, porque piensas que estas aprovechando una oportunidad, una ocasión irrepetible, porque un pequeño desliz te lo puedes permitir de vez en cuando, total no afectas a nadie, piensas. Una vez en tu casa, conforme van pasando los días, de todo lo que compraste terminas usando una o dos prendas, las otras tantas terminaran en un rincón del armario, olvidando incluso su existencia, hasta el momento que te las encuentras por casualidad, incluso piensas que estas llegaron ahi solas, o que alguien las puso allí por ti, para finalmente preguntarte que diablos estabas pensando cuando decidiste comprar esa cosa tan horrible y de tan mala calidad que nunca usaras, hasta que decides botarlas a la basura, porque total, no costaron casi nada, o al menos así lo crees tu.

Los CONSUMIDORES, atraídos por la idea de lo “barato” compran cantidades impresionantes de artículos que no necesitan, en la mayoría de los casos están convencidos de que con sus hábitos de consumo no están afectando a nadie (ni a ellos mismos). Creen que están aprovechando una ocasión, que sus compras son inofensivas, porque van guiados por la emoción del momento, y porque ignoran toda la cadena de producción que hay detrás, como por ejemplo, de algo tan simple como una camiseta, por la que a lo mejor pagaron menos de 10 Euros.

Ciclovidacamiseta-11.jpg

El consumidor actual, en su mayoría ignora y no se preocupa de buscar información acerca de lo que hay detrás del producto que compra, ósea, a lo mejor conoce la proveniencia ya que la misma esta indicada en la etiqueta, pero desconoce todo lo demás. No sabe por ejemplo, que los precios excesivamente bajos que proponen las tiendas “ Low cost o fast fashion”, derivan de la explotación, la violación de todos los derechos fundamentales de los trabajadores que elaboran las piezas de vestir.

La industria de la moda rápida además, produce grandes daños al medio ambiente, ya que el comprador debido al bajo precio, generalmente no conserva las prendas de vestir por un largo periodo, mas bien las usan como si fuera un material desechable y en poco tiempo las mismas vienen tiradas a la basura. Las industrias de “low fashion”, generalmente producen en países de tercer mundo, en donde por lo general no vienen respetadas leyes internacionales en materia ambiental, en India y Bangladesh por ejemplo, hay zonas que son recorridas por ríos multicolores, colores que derivan de los pigmentos que son utilizados en la producción textil, haciendo que el agua no sea apta para el consumo humano.Unknown-1.jpeg

¿ Que hacer?

Lo primero es que hay que deshacerse de la idea de que esta moda es barata, porque no lo es, lo que estas dejando de pagar como consumidor, se lo estas quitando a una persona con fuertes necesidades económicas (ósea el trabajador) y además estas contribuyendo a que este se enferme o muera en un accidente laboral. Lo que no estas pagando, se lo estas quitando en años de vida a la tierra y a las futuras generaciones por venir.

Cambia mentalidad y conviértete en un consumidor responsable, antes de comprar piensa si lo necesitas realmente,  observa la calidad del producto, si lo vas a utilizar muchas veces, si realmente te gusta,  no compres por emoción, las compras emotivas no solo afectaran a largo plazo tu economía, sino que estarás afectado la vida de alguien mas.

Además de satisfacer una necesidad real (una vez analizado si realmente lo necesitas), piensa e infórmate si con tu compra estas colaborando con los procesos que la han realizado, mejor dicho, si tu compra mejora la vida socioeconómica de los trabajadores que la elaboran, si la mano de obra viene pagada justamente, si para la elaboración de la misma fueron respetados todos los principios ambientales.

Screen-Shot-2017-05-28-at-18.24.52.pngAdemás del valor monetario, analiza el valor social y ambiental.  Hay etiquetas que te podrían ayudar en tu compra responsable, en el mercado encuentras: aquellas que indican si la mano de obra utilizada fue pagada justamente (Fair trade),  si fueron elaboradas a mano ( Hand Made),  si fueron elaboradas por artesanos (artisan), si se respetaron las normas ecológicas (eco-friendly), sino se utilizaron pesticidas en la  siembra de la materia prima (Organic), si  fue elaborada con  materiales reciclados             (Recycled). Reduce, Reutiliza, Repara , Recicla. Infórmate y Piensa antes de comprar.